Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Venta tratamientos de belleza se recuperará en los próximos años

Reuters ·08/01/2010 - 15:15h

Las ventas de tratamientos médicos de belleza se recuperarán en los próximos años tras una caída del 15 por ciento en el 2009, y más mujeres optarán por realizarse retoques de aspecto más naturales en lugar de pasar por el quirófano.

El International Master Course on Ageing Skin (IMCAS) espera que las terapias de belleza -incluyendo los tratamientos con láser, los destinados a aumentar el pecho y las inyecciones para alisar las arrugas- crezcan entre un 5 y un 10 por ciento anual en todo el mundo hasta el 2013.

La crisis económica llevó a las mujeres, las principales usuarias de los tratamientos estéticos, a gastar menos en terapias para rejuvenecer la apariencia o incrementar la belleza en todas sus formas.

Los ingresos totales en la industria de tratamientos estéticos cayó un 15 por ciento, a 3.000 millones de euros (4.300 millones de dólares), debido a la reducción del número de intervenciones quirúrgicas y a una caída del 40 por ciento en los equipos terapéuticos basados en la energía, como los masajes con ultrasonido y los tratamientos láser para la piel.

Sin embargo, los productos para rellenar las arrugas y los cosméticos activos -cremas que contienen vitaminas o prometen alisar la piel- resistieron mejor la crisis.

El segmento debería crecer un 10 por ciento anual en los próximos años, mientras que las inyecciones de toxina botulínica, que rellena las arrugas en la frente y el entrecejo, se prevé que aumenten un 15 por ciento durante el mismo periodo.

La toxina botulínica, comercializada principalmente por la marca Botox de Allergan, que desde hace poco tiempo compite con el Azzalure de Ipsen, es el tratamiento de belleza más popular, seguida por el ácido hialurónico que sirve para rellenar los surcos de alrededor de la boca y las mejillas.

"Los tratamientos de belleza medicalizados no pueden ser considerados ya como un simple lujo", dijo a Reuters Laurent Brones, director de desarrollo de negocios en Symatese Biomaterials, un fabricante francés de colágeno.

"Los pacientes tienen más opciones, es por eso por lo que las inyecciones como los rellenadores de la dermis o la toxina botulínica no se vieron y no se están viendo afectados por la crisis, mientras que la cirugía sigue el mismo patrón que los bienes duraderos; es como comprar un coche, requiere más investigación, tiempo y dinero", añadió.

El precio de un tratamiento de relleno de arrugas es de aproximadamente 500 euros, mientras que una terapia láser cuesta hasta 3.000 euros y un lifting facial más de 6.000.

Las mujeres de todo el mundo están recurriendo cada vez más a resaltar su belleza natural y los llamados 'spa' médicos, que no han de confundirse con los balnearios de belleza, ofrecen un paquete de terapias realizadas por médicos y enfermeras.

"Entre los pacientes está cada vez más de moda querer mantener las expresiones faciales intactas, en lugar de optar por un cambio más drástico en la expresión a través de la cirugía", dijo a Reuters el cirujano plástico y director de IMCAS, Benjamin Ascher.

Los 'spa' médicos aún tienen un espacio de desarrollo muy amplio en Europa.

"Europa va por detrás, comparado con Estados Unidos", dijo Ascher. "El potencial es enorme", añadió.

La demanda de los llamados tratamientos leves, que no requieren una recuperación en el hospital o en casa y tienen un efecto a largo plazo, está en alza, en detrimento de la cirugía más costosa y que requiere más tiempo.

Esto supone que los cirujanos plásticos cada vez usan menos el bisturí y están cambiando la intervención quirúrgica pura por otras aplicaciones médicas.

"Es una evolución natural en la cirugía. Si hay que elegir entre una intervención o un tratamiento médico y ambos producen el mismo resultado, la opción es el tratamiento", dijo Ascher.

Los ingresos de la cirugía de mama también deberían recuperarse de nuevo, creciendo entre un 5 y un 10 por ciento anual en los próximos años, hasta el 2013, desde el declive del 15 por ciento experimentado el año pasado.

Se estima que el mercado de implantes mamarios mueve en todo el mundo unos 500 millones de euros.

(1 dólar= 0,6976 euros)