Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Medvédev llama a acabar con los terroristas de forma "sistemática"

EFE ·08/01/2010 - 13:36h

EFE - Fotografía cedida por la Presidencia rusa del mandatario Dmitry Medvedev durante la grabación televisada de su mensaje de fin de año que se emitió a la media noche del 31 de diciembre. EFE/Archivo

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, respaldó hoy la línea dura para acabar con los terroristas en el Cáucaso Norte e instó a actuar de forma "sistemática".

"En lo que respecta a los guerrilleros, nuestra política se mantiene. Sencillamente hay que acabar con ellos de forma inflexible y sistemática, porque lamentablemente estas redes guerrilleras todavía existen", dijo del Kremlin, citado por la agencia Interfax.

Medvédev hizo estas declaraciones al reunirse con el director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB), Alexandr Bórtnikov, después del atentado suicida del pasado miércoles en Daguestán, en el que murieron seis policías.

El presidente agregó que "hay que actuar metódica y ampliamente, ante cualquier pista, hay que buscarlos (a los terroristas) y acabar con ellos".

"Quiero que el FSB, en cooperación con sus colegas del ministerio del Interior y otras estructuras, entre ellas los órganos de investigación, se dediquen a ello", señaló.

Por su parte, Bórtnikov indicó que "el sistema (de lucha contra los terroristas en el Cáucaso Norte) ya ha sido establecido" y se mostró convencido de que "funcionará de forma efectiva".

El pasado miércoles, seis policías murieron y 14 personas resultaron heridas, entre ellas 10 agentes, en un atentado suicida en Majachkalá, la capital de la república rusa de Daguestán, uno de los principales blancos de la guerrilla islámica en el Cáucaso del Norte.

En total, durante 2009 en esa república del Cáucaso Norte, situada junto al Caspio y habitada por más de cien etnias y tribus montañosas, fueron perpetrados dos centenares de ataques contra las fuerzas del orden, que causaron la muerte a más de 50 policías y al menos 150 heridos.

En el mismo período, las operaciones lanzadas por las fuerzas del orden acabaron con la vida de más de 120 guerrilleros.