Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Australia sigue permitiendo la escalada en Uluru, por ahora

Reuters ·08/01/2010 - 11:47h

Los turistas pueden seguir escalando Uluru, la enorme roca que se alza en el corazón del desierto central australiano, ya que el Gobierno australiano descartó el viernes prohibir la popular ascensión... por ahora.

Unas 350.000 personas, la mitad extranjeras, visitan cada año Uluru, antes conocida como la Roca Ayers, y 100.000 deciden escalar los 348 metros de la roca, sagrada para el pueblo aborigen local.

Sin embargo, el año pasado la junta del parque nacional Uluru-Kata pidió que se prohibiera la escalada en el lugar, catalogado como Patrimonio de la Humanidad y que es uno de los atractivos turísticos del país, por respeto a los indígenas.

También expresó sus temores de seguridad y su preocupación por los visitantes que tiraban basura y utilizaban el monolito, de 8,4 kilómetros de circunferencia, como cuarto de baño.

Sin embargo, la propuesta de prohibición indignó al sector turístico australiano, que se ve amenazado por la crisis financiera mundial.

La junta ha preparado un nuevo plan de gestión que el ministro de Medio Ambiente, Peter Garrett, aprobó el viernes, y que descarta prohibir la ascensión por ahora pero deja la opción abierta a hacerlo en el futuro.

El documento establece tres condiciones, señalando que las subidas podrían cerrarse si se cumpliera cualquiera de ellas.

Las condiciones son que el número de personas que escalan el lugar debe bajar, del 38 por ciento de los visitantes actuales a menos del 20 por ciento; que la atracción de la escalada ya no debe ser la razón principal para viajar hasta allí, y que se instale toda una serie de nuevas distracciones para los visitantes.

"Sé que hay diferentes opiniones sobre si la escalada debería prohibirse o no", comentó Garrett en un comunicado.

"Sin embargo, creo que el futuro de este icono, significativo a nivel internacional, reside en experiencias de los visitantes que reflejen sus valores como patrimonio de la Humanidad. Es uno de los pocos lugares del mundo reconocidos por su impresionante entorno natural, así como por la cultura aborigen viva, y estos son grandes atractivos turísticos que tenemos que desarrollar", añadió.

Garrett, que cantó en Uluru sobre los derechos aborígenes sobre la tierra cuando era cantante de la banda de rock Midnight Oil, señaló que la industria del turismo tiene garantizados al menos 18 meses de aviso antes de cualquier cierre para que pueda ajustar su marketing.