Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Basagoiti no asistirá a la ordenación de Munilla para evitar suspicacias

El líder del PP vasco no quier se que utilice su presencia y se diga que es un obispo del PP

EUROPA PRESS ·08/01/2010 - 11:49h

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha anunciado que que no asistirá mañana a la ordenación de monseñor José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián para "no dar el gusto" al PNV "ni a algún párraco guipuzcoano" de que su presencia pueda ser "utilizada para decir que es un obispo del PP" o que su toma de posesión es "un acto político y no religioso".

Basagoiti manifestó que, con la marcha de monseñor Uriarte, Batasuna "pierde el apoyo eclesial" y el PNV "el puente con lo peor de Batasuna".

"No tengo ninguna duda de que, al cambiar de obispo en San Sebastián, Batasuna va a perder una de sus patas y una de sus legitimaciones, va a perder la colaboración eclesial de un obispo que, independientemente, de su labor religiosa o no, siempre buscaba una excusa para legitimar el tema de los presos, para intentar equiparar a víctimas y verdugos, y para justificar políticamente algún tipo de violencia", añadió.

A su juicio, "eso también, sin ninguna duda, ayudará a que las cosas cambien" en la sociedad vasca. "Si ETA pierde los altavoces, como los está perdiendo en EiTB, si pierde el apoyo eclesial, si pierde sus apoyos en educación, probablemente, estemos en un camino que nos lleve mucho más cerca de lo esperado al final del terrorismo", señaló.

Munilla, el crucificado

En este sentido, denunció que a Munilla se le ha querido "crucificar sin que aún haya tomado posesión de su cargo, sin aún saber lo que iba a hacer". Por ello, señaló que ya "algunos han demostrado que son antes nacionalistas que católicos, que les importan más las ideas políticas que las religiosas".

Con la marcha de Uriarte, Batasuna "pierde el apoyo eclesial", asegura

"Pero lo que ha hecho Uriarte -y me abstengo del tema religioso, aunque yo lo soy- en el plano del terrorismo, es dar cobertura al tema de los presos de ETA, hacer ver en alguna de sus homilías que esto era como una guerra entre dos partes, intentar decir que estaba en el mismo lugar un Estado de Derecho que una banda", manifestó.

Por ello, afirmó que "Munilla lo tiene bien fácil para hacerlo mejor y lo tiene muy fácil para ayudar un poquito más en la deslegitimación de ETA". "Con un un obispo que no dé cobertura ni bola a Batasuna, como lo daba Uriarte, creo que vamos a ganar todos los vascos", apuntó.

"Como Franco"

Antonio Basagoiti consideró, además, que "los dirigentes del PNV están como Franco, queriendo poner y quitar obispos, y queriendo poner encima la política de las opciones de la fe". "Es una deriva que tiene el nacionalismo vasco, es un enfado importantísimo porque a ellos les gustaba decidir el obispo, y al obispo le gustaba caer bien a Batasuna", añadió.

En este sentido, apuntó que, "a lo mejor, eso ahora se les ha roto". "Pero, yo no me meto en ello, yo respeto que me pongan a este obispo o al contrario o al de más allá. Creo que a Munilla habrá que juzgarle cuando se meta en política y meta la pata, y si uno es religioso, cuando hable de temas de la religión y no se esté de acuerdo, pero, mientras tanto, mi respeto para él", dijo.