Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Un espontáneo se convierte en el jugador número 12

Un aficionado no pudo soportar la impotencia y saltó desde la grada para intentar marcar el gol de la victoria

ATLAS ·08/01/2010 - 11:39h

Un aficionado indonesio no pudo soportar más la impotencia en la grada del Estadio Nacional de Yakarta.

Tras ver con frustración que la selección de Indonesia no lograba marcar gol a Omán y que peligraba la clasificación para la fase final de la Copa de Asia, Hendri Mulyadi saltó al terreno de juego, cogió el balón en el centro del campo, y ante el estupor de las 40.000 personas que poblaban la grada, los jugadores y árbitros, corrió hasta el área rival.

Pero, pese a que llegó a disparar a puerta antes de que la seguridad del estadio le detuviese, él tampoco consiguió batir al portero de Omán.