Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Montilla replica a Guerra: "Tenemos los pies en el suelo"

El presidente de la Generalitat apuesta por dar una respuesta "lo más unitaria posible" ante la sentencia sobre el Estatut

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·08/01/2010 - 10:02h

El presidente de la Generalitat, José Montilla, afirmó hoy que los políticos catalanes "tocan de pies en el suelo" y no están en la "estratosfera" como afirmó ayer el presidente de la Comisión Constitucional y diputado del PSOE, Alfonso Guerra , en referencia a la carta enviada por Montilla a 200 entidades civiles pidiéndoles un frente unitario proEstatut.

"Desde luego en la estratosfera no estamos, estamos tocando con los pies en el suelo. No somos nosotros precisamente los que estamos en la estratosfera", dijo en una entrevista a Telecinco recogida por Europa Press, sin precisar a quién se refería.

El presidente catalán dijo que acatará la sentencia del TC sobre el Estatut, aunque indicó que los pronunciamientos de los tribunales no "necesariamente" se comparten, y reivindicó la opción de discrepar ante las sentencias judiciales.

Montilla defendió la carta a la sociedad civil para pedir unidad, afirmando que se trata de una misiva de "agradecimiento y reconocimiento" para unas entidades que han mostrado su apoyo al Estatut, añadió.

Apostó por conseguir una respuesta "lo más unitaria posible" ante una posible sentencia del TC que recorte el Estatut, y para plantar cara al PP: "Ellos son los responsables en definitiva del recurso".

Recordó el editorial conjunto de 12 diarios catalanes en defensa del texto y aseguró que defenderá los intereses de los catalanes, que pasan -apuntó- por defender el Estatut que votaron los catalanes en referéndum tras ser aprobado por el Parlament, el Congreso y el Senado.

Niega sentirse incomprendido por el PSOE

Montilla dijo que espera que el Tribunal Constitucional (TC) no "dé la razón" al PP en su sentencia sobre el Estatut, y deseó que el Alto Tribunal valide la constitucionalidad del texto catalán.

Apuntó que si hubiese una sentencia adversa quien perdería sería Catalunya, pero también -senaló- el resto de España. "Sería un elemento que no ayudaría a solucionar problemas, sino que crearía todavía más problemas".

Además, negó sentirse incomprendido por sus compañeros del PSOE y recordó que todos los socialistas votaron el Estatut en el Congreso y en el Senado.

Por último, aseguró que su intención es agotar la legislatura y "cumplir" el programa de Gobierno, aunque recordó que tiene la potestad de disolver el Parlament cuando lo crea necesario para convocar elecciones.