Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Jennifer López asegura que merecía el Oscar por la película "El Cantante"

EFE ·08/01/2010 - 07:58h

EFE - La actriz y cantante Jennifer López. EFE/Archivo

La actriz y cantante puertorriqueña Jennifer López aseguró que hubiera merecido recibir un Oscar por su interpretación en la película "El Cantante" (2006), según declaró en una entrevista con la revista "Latina".

López explicó que desgraciadamente es posible que ni tan siquiera los miembros de la Academia viesen la película y resulta un poco frustrante que no tuviera el reconocimiento que merecía.

La actriz recordó que los Oscar de la edición de 2007 se entregaron justamente dos días después que diera a luz a sus hijas gemelas y que vio por televisión la ceremonia pensando qué hubiera ocurrido de recibir el Oscar.

"Tengo fe en que ocurrirá algún día, no dudo que se producirá y mientras tanto no hay que obsesionarse sobre ello", señaló.

Sobre su vida personal, López afirmó que su matrimonio con el salsero Marc Anthony atraviesa un gran momento porque ambos se han esforzado por mejorarlo y que es un amor "bien profundo" y "verdadero".

"Hay un respeto real, admiración y amor entre nosotros. Ambos creemos que hacemos felices a otras personas. Nos esmeramos en mejorar, y creo que en toda relación, debe ser de igual manera. No puedes estar con alguien que te menosprecie", agregó.

Reconoció además el error que cometen muchas personas al no dedicarle a su relación de noviazgo o matrimonio lo mismo que a otras áreas, como sus trabajos.

"No es fácil, pero felicito a las personas que tienen éxito de esta manera. Las mujeres, por ejemplo, tienen que encontrar un equilibrio para poder ser ellas mismas", dijo.

Dijo que ese error le costó dos divorcios antes de casarse con Anthony.

"Creo que estaba demasiado concentrada en lo que estaba haciendo con mi vida. Nadie te dice que tienes que trabajar tanto. Existe una cierta noción de hacerte una fábula en tu cabeza de si 'esta relación no funciona, pues no podemos estar juntos'", reflexionó.

Indicó que no existe el "príncipe encantado" que toda mujer sueña y que piensa que nunca tendrán problemas ni discusiones con él.

"Uno tiene que aprender que aunque pasen momentos difíciles, hay que analizar el problema y buscar la manera de mejorar la relación. Es fácil darse por vencido, pero de esa manera las heridas permanecen", señaló.