Archivo de Público
Viernes, 8 de Enero de 2010

Bruselas regulará los escáneres corporales

Los 27, divididos sobre el riesgo y efectividad de los dispositivos

DANIEL BASTEIRO ·08/01/2010 - 02:00h

Un funcionario de seguridad muestra ayer el escáner corporal en el aeropuerto de Manchester. - ANDREW YATES / AFP

La Comisión Europea regulará el uso de escáneres corporales en los aeropuertos europeos. Preguntado por Público, el titular comunitario de Transportes, Antonio Tajani, aseguró ayer que el Ejecutivo comunitario sigue siendo partidario de "un reglamento común que garantice en cualquier caso las condiciones de seguridad, salud y derechos fundamentales".

Para Tajani, la introducción de los escáneres es una vieja guerra institucional estancada desde 2008, cuando el Parlamento Europeo le obligó a retirar por lagunas en cuanto a la seguridad, salud y privacidad de los dispositivos una directiva que los implantaría en toda Europa.

Sin embargo, "el debate está otra vez abierto" por los explosivos que el pasado 25 de diciembre burlaron la seguridad del vuelo Amsterdam-Detroit, admitió Tajani.

Mientras técnicos de los Veintisiete discutían a puerta cerrada qué hacer en el corto plazo, Tajani anunció que, una vez despejadas las dudas de la Eurocámara, la Comisión volverá a intentar armonizar la legislación y obligatoriedad de los aparatos, que desnudan virtualmente al pasajero. La que podría ser la batalla definitiva será protagonizada por su sucesor en el cargo, el estonio Siim Kallas, que sustituirá a Tajani por la renovación del equipo de comisarios.

La falta de criterio único hace que cada país evalúe las medidas por su cuenta

La falta de criterio único en la Unión Europea está haciendo que cada país miembro evalúe el riesgo y las medidas necesarias por su cuenta. Así, mientras Reino Unido, Holanda e Italia han anunciado la introducción de los escáneres o se muestran favorables, España, Bélgica, Francia y Alemania mantienen la cuestión en estudio y piden una decisión europea.

Italia, último país en minimizar los riesgos para la salud y la intimidad de los aparatos, los defendió como el "instrumento más seguro" para evitar que un terrorista "ingiera una cápsula llena de explosivos y se transforme en un hombre-bomba", en palabras de Franco Frattini, ministro de Exteriores. La medida italiana, que se va a implantar en tres aeropuertos Roma, Milán y Venecia, afectará sólo a los pasajeros que viajen a Estados Unidos.

Algo "excesivo"

En Bruselas, el ministro belga de Transportes, Etiennne Schouppe, trató de desdramatizar asegurando que someter al pasajero a escáneres corporales sería "excesivo" porque las medidas actuales son ya "suficientemente estrictas".

Desde 2006, en la Unión Europea no se pueden transportar a bordo envases de líquidos de más de 100 mililitros. La medida, de carácter temporal y en vigor desde un frustrado atentado en el aeropuerto londinense de Heathrow en el mismo año, expira en abril. Entonces, los Veintisiete deberán decidir si la extienden hasta 2013, tal y como reclama la Comisión Europea.