Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Obama asume ser responsable de los fallos de seguridad

El presidente de EEUU anuncia una inversión en tecnología para mejorar los controles en los aeropuertos. Advierte de que Al Qaeda está fichando a personas sin conexiones terroristas

ISABEL PIQUER ·07/01/2010 - 22:57h

AFP - El presidente Obama advirtió que no puede haber seguridad absoluta en el tráfico aéreo.

Barack Obama ha asumido personalmente la responsabilidad de los fallos de sus servicios de inteligencia, que no supieron anticipar el intento de atentado perpetrado el día de Navidad en un avión rumbo a Detroit por un nigeriano presuntamente entrenado por la rama yemení de Al Qaeda.

El presidente estadounidense, en una comparecencia en la Casa Blanca, anunció masivas inversiones para modernizar los sistemas de seguridad de los aeropuertos del país, aunque reconoció que "ninguna solución es perfecta". "Cuando falla el sistema, es mi responsabilidad", dijo Obama en su segunda intervención en lo que va de semana sobre el suceso terrorista del pasado 25 de diciembre.

El martes, Obama ya había reconocido que los servicios de espionaje podían haber detectado y "potencialmente" desarticulado el esbozo de atentado y criticó duramente el fallo de los responsables de seguridad. "Está claro que la información no fue debidamente analizada o calibrada", dijo entonces el presidente.

"Cuando falla el sistema, es mi responsabilidad", dice el presidente

En su última intervención ha vuelto a repetirlo, añadiendo, además, que no se trataba del error de un individuo o de una de las agencias, sino del sistema. Umar Farouk Abdulmutallab estaba entre los 550.000 sospechosos de conexiones terroristas pero por alguna razón no se le incluyó entre los 3.400 presuntos extremistas prohibidos de vuelo. Aunque los servicios de inteligencia de EEUU vigilaban las actividades de la rama yemení de Al Qaeda, "no siguieron todas las pistas", dijo el mandatario. La organización islamista intenta "reclutar a personas sin afiliaciones terroristas" lo que hace más difícil rastrearlos.

El presidente, y minutos más tarde, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, también anunció inversiones de 1.000 millones de dólares en la modernización de los escáneres y sistemas de seguridad de los aeropuertos, como parte de las nuevas medidas destinadas a subsanar el fallo de Navidad. También se endurecerán los criterios para incluir más gente en la lista negra de pasajeros.

El pasado miércoles, un gran jurado de Michigan acusó oficialmente a Umar Faruk de seis cargos, entre ellos los de intento de asesinato contra los 289 pasajeros y tripulantes del avión de Northwest Airlines y el uso de un arma de destrucción masiva, los explosivos que llevaba en su ropa interior.

Se endurecerán los criterios para la lista negra de pasajeros aéreos

"La investigación se está llevando a buen ritmo, a nivel global y ya ha dado muchas pistas", declaró el ministro de Justicia, Eric Holder, "juzgaremos a todos los implicados en este ataque y usaremos cualquier instrumento a nuestra disposición, militar o judicial". El diario Los Ángeles Times reveló que los servicios de inteligencia se enteraron de las conexiones terroristas de Adbulmutallab con la rama yemení de Al Qaeda cuando el aparato ya estaba volando hacia Detroit y tenían previsto interrogar al joven nigeriano cuando pasara los controles de inmigración a su llegada a Estados Unidos.

"El equipo de Detroit estaba preparado para realizar una inspección secundaria", dijo un alto funcionario al periódico californiano, "se informó al Departamento de Estado de que este tipo podía haber estado relacionado con elementos extremistas en Yemen".

Herencia de Bush

En su esfuerzo por elucidar responsabilidades, la Casa Blanca ha puesto patas arriba los esfuerzos de la era Bush, desplegados tras los atentados del 11-S, para coordinar las agencias de información, en perpetua competencia, y ha cuestionado en particular la labor del Centro Nacional de Antiterrorismo (NCTC por sus siglas en inglés), cuya misión es precisamente relacionar los datos de los diversos servicios.

Los republicanos han decidido, además, complicarle las cosas a Obama, bloqueando en el Congreso el nombramiento de Erroll Southers, nuevo candidato a director de la TSA (Transportation Security Administration) que controla la seguridad de todos los aeropuertos del país y lleva sin jefe desde hace meses.