Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Oxfam advierte de que el sur de Sudán está al borde de la guerra

En 2009 hubo más muertes en esa región, teóricamente en paz, que en Darfur

ISABEL COELLO ·07/01/2010 - 22:10h

AFP - Protesta por Sudán de Amnistía Internacional, ayer.

En 2009 hubo más muertos y desplazados en el sur de Sudán, donde en teoría reina la paz, que en la conflictiva región occidental de Darfur, donde pervive un conflicto de baja intensidad pero inconcluso. Diez organizaciones no gubernamentales que trabajan en el país, capitaneadas por Oxfam Internacional, dieron hoy la voz de alarma en un informe que denuncia que el sur de Sudán podría volver a convertirse en el escenario de un gran conflicto armado.

"Una mezcla explosiva de fuerte aumento de la violencia, pobreza crónica y tensiones políticas apunta el texto pone al borde del colapso el acuerdo de paz" que hace cinco años, el 9 de enero de 2005, puso fin a una de las guerras más largas de África: la que durante 30 años libraron el norte árabe contra los rebeldes sureños del Ejército Popular para la Liberación de Sudán.

Según el informe, en 2009 murieron en el sur 2.500 personas y unas 350.000 huyeron de sus hogares, "un saldo mayor que el que se registró el año pasado en Darfur".

"La mayor parte de la violencia sucede en zonas rurales aisladas, donde viven las comunidades más pobres y son las más difíciles de alcanzar. Muchas de las víctimas han sido mujeres y niños", añade el documento, que suscriben otras ONG con amplia experiencia en Sudán, como Save The Children, International Rescue Committee, Christian Aid y World Vision.

La violencia está a menudo motivada por las tensiones entre el norte y el sur debido a la aplicación del acuerdo de paz, y en un año clave como 2010, con las primeras elecciones multipartitas a la vista, las tensiones pueden aumentar. Pero la violencia también se debe a la competencia por los recursos naturales en un país paupérrimo y al que la paz no ha traído el desarrollo que la población esperaba, por lo que muchas comunidades siguen enfrentándose por el acceso a agua y pasto y por el ganado.

Matanza de 139 nuers

Hoy, hombres armados de la tribu nuer mataron a 139 miembros de la tribu rival dinka, en un ataque en una remota localidad del sur de Sudán en el que robaron 5.000 cabezas de ganado, informó Reuters. Otras 54 personas resultaron heridas. Y en agosto de 2009, en un ataque a una aldea del estado de Jonglei murieron asesinadas unas 161 personas, en su mayoría mujeres y niños.

"La gente tenía esperanza de que la paz traería consigo desarrollo económico, pero los cambios han sido muy lentos", señala el director de Save The Children, Francisco Roque. En Sudán muere un niño de cada siete antes de cumplir 5 años; menos de la mitad de la población tiene acceso a agua potable, y hay menos de 50 kilómetros asfaltados en una superficie del tamaño de Francia.

Las organizaciones denunciantes piden que la fuerza de paz de la ONU (UNMIS) adopte como prioridad la protección de civiles y que la comunidad internacional tenga un compromiso diplomático permanente para garantizar que el conflicto no resurge.