Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Yemen afirma que Abdulmutalab se unió a Al Qaeda en Londres

Reuters ·07/01/2010 - 18:35h

Por Mohammed Ghobari y Mohamed Sudan

Un nigeriano acusado del frustrado ataque a un avión que viajaba con destino a Estados Unidos en Navidad fue reclutado por Al Qaeda en Londres y se reunió con un clérigo musulmán radical de nacionalidad estadounidense en Yemen, dijo el jueves un alto cargo yemení.

Yemen, el país árabe más pobre, se vio envuelto en la guerra liderada por Estados Unidos en contra de los milicianos islamistas después de que el ala de Al Qaeda con base en el país dijo estar detrás del frustrado intento de hacer estallar el avión que viajaba a Detroit.

"La información que nos proveyeron es que Umar Faruk (Abdulmutalab) se unió a Al Qaeda en Londres", dijo en una conferencia de prensa Rshad al-Alimi, viceprimer ministro de Defensa y Seguridad de Yemen.

Abdulmutalab, hijo de un destacado banquero nigeriano, habría asumido posiciones religiosas extremas durante viajes a Yemen para estudiar árabe y el Islam. Abdulmutalab también estudió ingeniería en University College London entre el 2005 y el 2008.

La Casa Blanca se preparaba el jueves para revelar un informe que, según funcionarios, conmocionaría a los estadounidenses al conocer los fallos de seguridad que permitieron que Abdulmutalab estuviera tan cerca de explotar un avión.

Alimi dijo que Abdulmutalab también se reunió con el predicador musulmán Anwar al-Awlaki durante el tiempo que pasó en Yemen, haciendo referencia a un clérigo angloparlante vinculado a un hombre armado que sufrió un ataque de ira en una base del Ejército estadounidense en Texas.

Un responsable de seguridad de Yemen precisó que Awlaki habría muerto más tarde en un ataque a milicianos de Al Qaeda realizado el mes pasado.

Yemen, ubicado en el estratégico extremo sur de la península Arábiga, está intentando luchar la amenaza de un resurgimiento de Al Qaeda, así como una revuelta chií en el norte y grupos separatistas en el sur.

Las autoridades yemeníes lanzaron la operación esta semana para expulsar a milicianos de Al Qaeda que, según creen, están detrás de las amenazas que forzaron el cierre de embajadas de Estados Unidos y otros países occidentales el domingo.

La redada, que causó la muerte de dos militantes, respondió a preocupaciones estadounidense y permitió que su fuertemente fortificada misión volviese a abrir sus puertas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Yemen, Abubakr al-Qirbi, dijo que luchar contra militantes es una prioridad para las fuerzas yemeníes y rechazó una posible intervención extranjera.

"Creemos que esta es la prioridad y la responsabilidad de nuestras fuerzas de seguridad y del Ejército", indicó Qirbi al canal de noticias estadounidense CNN.

Ante una pregunta de CNN sobre si Yemen aceptaría una intervención directa de Estados Unidos, Qirbi precisó: "no, no creo que aceptaremos eso. Creo que Estados Unidos también ha aprendido de Afganistán e Irak y otros lugares que la intervención directa puede ser contraproducente".

MULTIPLES FRENTES

El fallido atentado en Navidad centró la atención en la creciente presencia de Al Qaeda en Yemen, y en el papel de las milicias y espías estadounidenses en combatirla.

Yemen ha sido una base de Al Qaeda por mucho tiempo. Militantes islámicos bombardearon el barco de guerra USS Cole en el puerto Yemení de Aden en 2000, en un atentado en el que murieron 17 marineros estadounidenses.

Además, los yemeníes eran uno de los grupos más grandes en entrenar en los campos de Al Qaeda en Afganistán antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El Gobierno yemení envió tropas esta semana a unirse a los combates contra Al Qaeda en tres provincias. Una fuente de seguridad dijo que había puestos de chequeo extraordinarios en las principales rutas.

Las fuerzas yemeníes también rodearon a un presunto líder regional de Al Qaeda cerca de la capital el miércoles, y han capturado ocho militantes de alto rango en los últimos días, según fuerzas de seguridad.

Occidente y Arabia Saudí temen que Al Qaeda aproveche la inestabilidad en Yemen para expandir sus operaciones al reino vecino, el mayor exportador del crudo del mundo. Yemen produce una pequeña cantidad de petróleo.

"Nuestra creencia era que tal vez debíamos disminuir la presión sobre Al Qaeda en el último año por la confrontación en el sur y con los (rebeldes) Houthis. Pero Al Qaeda tomó ventaja de eso", dijo Qirbi, quien agregó que el grupo había intentado incursiones con los rebeldes del norte y los separatistas del sur.

"Incluso fueron más allá, a intentar coordinar algunos ataques (suicidas) en Saná. Y por eso es que es importante que nuestras fuerzas de seguridad actúen contra ellos," agregó.

El país, que tiene cada vez menos reservas de crudo, vive una crisis por agua potable y tiene una población en rápido crecimiento, ha debido aumentar su seguridad en la costa para evitar el paso de milicianos procedentes de Somalia.

Funcionarios yemeníes reconocieron la necesidad de ayuda estadounidense en la lucha contra el terrorismo, pero dijeron que el Gobierno carece de recursos para combatir la pobreza, lo que amplía las posibilidades de reclutamiento de Al Qaeda.