Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Algunos sectores de EA reciben a Barrena al grito de "¡Pernando, condena lo de Sestao!"

EFE ·16/12/2007 - 12:59h

EFE - La presidenta saliente de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Errazti, agradece los aplausos tras su participación en el VII Congreso Ordinario que celebra esta formación en San Sebastián.

La presencia del dirigente de Batasuna Pernando Barrena como invitado en el VII Congreso de Eusko Alkartasuna ha levantado ampollas entre algunos sectores de la militancia de esta formación, que le han recibido con silbidos e incluso algún grito como "¡criminal!" o "¡condena lo de Sestao!".

Los signos de desaprobación, minoritarios, han sido rápidamente sofocados tanto por la presidenta de la mesa, Elisa Sainz de Murieta, quien en euskera rogaba "por favor" compostura a los delegados, como por la abrumadora ovación dedicada posteriormente al dirigente abertzale.

Mientras alrededor de una decena de militantes situados en la parte superior del cubo pequeño del Kursaal optaba por abandonar la sala para no escuchar a Barrena, los dirigentes de EA, puestos en pie, expresaban su apoyo con aplausos al representante de Batasuna, quien ha acudido al congreso acompañado por la también miembro de la Mesa Nacional de la formación ilegalizada, Karmele Aierbe.

Los signos de desaprobación no desaparecieron totalmente pese a la ovación, pues cuando Barrena se había situado ya en el estrado de los oradores, un compromisario interrumpió su discurso con el grito "¡condena lo de Sestao!", en alusión al atentado perpetrado esta noche contra los juzgados de paz de esta localidad guipuzcoana, expresión que ha sido respondida de nuevo con aplausos por parte de la gran mayoría de los delegados.

Pocos minutos antes de que sucediera este incidente, la presidenta de la mesa del Congreso había hecho pública una condena, con Barrena y Aierbe presentes en la sala, tanto del atentado de Sestao como del ataque al concejal de EA en Errenteria José María Burgos.

Las relaciones con la izquierda abertzale nunca han sido una cuestión pacífica en el seno de Eusko Alkartasuna, como han expresado en más de una ocasión dirigentes del sector "crítico", quienes rechazan el acercamiento a Batasuna y han apostado históricamente por la colaboración con el PNV.

De hecho, en las semanas previas al Congreso, los "críticos" expresaron públicamente su temor a que las enmiendas presentadas a la ponencia política elaborada por Javier Caño pudieran "batasunizar" el texto guía de la estrategia de EA.