Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Sarkozy dice que el desorden monetario mundial es "inaceptable"

Reuters ·07/01/2010 - 15:24h

El desorden existente entre las monedas del mundo ha llegado a ser inaceptable y Francia intentará hacer algo al respecto cuando ejerza la presidencia de los grupos de países G-8 y G-20 en 2011, dijo el jueves el presidente Nicolas Sarkozy.

Francia ha estado a la cabeza de las llamadas europeas contra la apreciación del euro frente a otras divisas. Es la segunda vez en los últimos días en que Sarkozy coloca el problema cambiario en el centro de la discusión económica internacional.

"El desorden monetario en el mundo ha llegado a ser inaceptable", afirmó en un discurso en una conferencia económica.

"El desorden cambiario es un gran problema que Francia abordará cuando presida el G-8 y el G-20 en el 2011. No puede haber orden financiero, económico ni social hasta que pongamos fin a este trastorno cambiario", agregó.

Francia ha dicho que el euro en 1,50 dólares es un desastre para Europa, avivando el amplio debate internacional sobre los desequilibrios monetarios.

"Las empresas europeas no ganarán en competitividad si el dólar está perdiendo un 50 por ciento de su valor", dijo Sarkozy.

La divisa estadounidense ha sido el eje del sistema financiero mundial desde 1944, cuando la conferencia de Bretton Woods acordó fijar el sistema cambiario al dólar como moneda efectiva de reserva.

Aunque esto terminó en 1971, cuando el dólar dejó de ser convertible en oro y se abrió camino al modelo cambiario de libre flotación, la divisa estadounidense ha permanecido como la moneda favorita internacionalmente.

Sarkozy reiteró su petición de establecer un sistema monetario que dependa menos del dólar.

"El mundo se ha convertido en multipolar, necesitamos un sistema multimonetario", puntualizó.