Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Albelda dice que "el problema no es físico, ni de sistemas, ni de calidad, es mental"

EFE ·16/12/2007 - 14:06h

EFE - El portero del Valencia Santiago Cañizares, durante el partido de Liga jugado anoche ante el FC Barcelona en el estadio de Mestalla, en Valencia.

El capitán del Valencia David Albelda afirmó tras la derrota de su equipo ante el Barcelona por 0-3 que el problema del equipo no es físico, ni de sistemas, ni de calidad, sino mental.

"Es un problema mental -insistió- ya que no te encuentras, no quieres el balón y no hay síntomas de mejoría. Te paras a pensar y todo te parece mal. Llegas a creer que estas acabado y que no sabes jugar al fútbol. Cuando estas en casa, piensas en que no se puede hacer nada y eso luego, dentro del campo, es muy duro".

Para Albelda, el actual es el momento de buscar soluciones, no culpables. "La situación es delicada y va más allá de ganar un sólo partido. Ya le ganamos al Murcia y no estamos mejor", señaló.

El capitán del Valencia cree que contra el Barcelona se puede perder, pero no se puede caer como se cayó en el encuentro del sábado.

"Lo peor es la sensación que damos: corremos, pero la situación nos bloquea", consideró Albelda, quien es de la opinión de que el entrenador del equipo, el holandés Ronald Koeman, "se parte la cabeza para ver lo que hace".

"Es difícil hasta darle a la afición un mensaje de ánimo. Demasiado bien se portó en el partido ante el Barcelona. Este es un momento de carácter y orgullo", señaló.

Albelda considera que físicamente el equipo ha hecho una buena pretemporada y que ahí no está el problema. Tampoco lo está en el sistema, porque el actual es muy parecido al anterior.

"Somos profesionales y muchos internacionales. Estamos acostumbrados a jugar con muchos sistemas diferentes", concluyó el jugador valenciano.

Albelda coincidió con su compañero Joaquín Sánchez en que a la conclusión del partido, en el vestuario, no se había entrado en los detalles de lo ocurrido, porque ese momento, justo después de perder, no es el más adecuado para analizar la situación.

Joaquín dijo que no sabía como hay que salir adelante, aunque afirmó que es necesario ganar cuanto antes y que el partido de Copa del Rey del miércoles en Irún puede ser importante para empezar a mirar hacia arriba.

"Física y psicológicamente nos puede venir bien el parón navideño, sobre todo si nos vamos con una victoria en Irún y otra en Zaragoza en la Liga", dijo.

"Creo que no es sólo lo físico lo que no va. Si el problema es otro, lo defensivo o lo ofensivo, habrá que hacer cosas para solucionarlo", agregó.

Sobre su ubicación en el terreno de juego, Joaquín dijo que siempre había actuado por la derecha, pero que tiene que jugar por donde el entrenador diga, tras haber actuado en algunas ocasiones por la banda izquierda.

Su compañero Ángel Montoro, que debutó como titular con el Valencia en este encuentro, dijo que estaba satisfecho en lo personal por esa circunstancia, pero que la situación del equipo es muy difícil.