Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

"Hemos cometido un delito menor para evitar un crimen mayor"

Juantxo López de Uralde ha criticado la desproporcionalidad del castigo infligido a los pacifistas si se mide en relación al 'crimen cometido'

PÚBLICO. ES ·07/01/2010 - 11:41h

El director de Greenpeace España, Juantxo López de Uralde. EFE

El director de Greenpeace España, Juantxo López de Uralde, ha atribuido "a la presión ciudadana e internacional" su liberación tras permanecer 20 días, junto con otros tres activistas de la organización, en prisión y en régimen de aislamiento en Dinamarca por colarse en el banquete que la reina del país ofreció a los jefes de Estado durante la fracasada Cumbre del Clima de Copenhague.

En una rueda de prensa celebrada tras el fin de la pesadilla, López de Uralde ha criticado la desproporcionalidad del castigo infligido a los pacifistas si se mide en relación al 'crimen perpetrado':  "Hemos cometido un delito menor para evitar un crimen mayor", ha señalado tras insistir en que "volvería a hacer lo mismo mil veces".

"Esa noche nos dijeron en la comisaría que no habíamos cometido ningún delito, y luego por la mañana llegó otro policía y nos aseguró que íbamos a entrar en prisión", ha relatado López de Uralde. "Esto demuestra que entre ese momento, en esa noche, algo ocurrió. Alguien deberá asumir las consecuencias de ese cambio en tan pocas horas".

Sin libros, sin cartas, sin email...

"Primero se nos dice que no hay crimen, luego se nos mete 20 días en la cárcel", ha insistido el director de Greenpeace España para criticar que "no hay justificación para que no hayamos podido tener un libro para leer, recibir correos electrónicos, cartas, recibir a la familia. Ha sido un trato durísimo ejercido de forma innecesaria".

El trato recibido dentro de la cárcel fue "duro, desproporcionado e innecesariamente cruel", asegura Uralde. La única visita que recibieron los arrestados al margen de las de su abogado y la embajada fue con un traductor y un policía que "nos prohibía hablar del caso". "En el siglo XXI en un país de la UE no tiene justificación", ha reflexionado.

"Debe haber espacio para la protesta pacifica", reclama el director de Greenpeace España

Preguntado por si las medidas de seguridad el 17 de diciembre en la cena de gala -donde exhibieron sus pancartas con el lema Los políticos hablan, los líderes actúan- no fueron las mejores, López de Urralde ha sido tajante: "No le voy a contradecir", ha replicado al periodista que ha planteado la cuestión.

López de Uralde ha aludido a que, un mes antes de la Cumbre del Clima de Copenhague, se celebró una reunión similar en Barcelona "donde hubo muchas actuaciones y manifestaciones, y no se produjo una sola detención".

"Debe haber espacio para la protesta pacifica. Sabíamos que estábamos realizando una actividad que implicaba detención, pero debe haber una proporcionalidad, y en este caso no ha sido así", se ha quejado.

En relación al juicio en el que impondrá la pena -que puede oscilar entre los seis meses y los seis años-, el director de Greenpeace en España se muestra "muy tranquilo". Espera que, en esa ocasión sí, el tribunal sepa medir la proporción entre la protesta que se llevó a cabo y la pena que finalmente se imponga.

Es el punto y parte de una pesadilla de la que Uralde saca al menos una enseñanza: "Estos 20 días en prisión reflexioné sobre muchas cosas y aprendí lo importantísimo que es la comunicación con tu entorno. Cuando no hay comunicación con el exterior te sientes totalmente solo".