Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Dinamarca libera a cuatro miembros de Greenpeace detenidos

Reuters ·07/01/2010 - 06:24h

El director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, y tres de sus compañeros fueron puesto en libertad el miércoles por la noche tras permanecer encarcelados en una prisión danesa durante 20 días por protestar durante la Cumbre del Clima de Copenhague, informó la organización ecologista.

la noruega Nora Christiansen, el holandés Joris Thijssen y el suizo Christian Schmutz - que desplegaron una pancarta ante los líderes mundiales pidiendo acciones en la lucha contra el cambio climático en una cena de gala el pasado diciembre.

El Tribunal Superior de Justicia del país escandinavo decretó el ingreso en prisión de los cuatro activistas el 17 de diciembre, rechazando las posteriores demandas de ponerles en libertad.

"Lo peor fue no entender por qué estábamos allí encerrados, criando telarañas y con una inseguridad jurídica total. No comprendemos la extrema dureza de lo ocurrido", dijo López de Uralde tras ser liberado, en declaraciones recogidas por El País.

Los cuatro activistas, que se encuentran a bordo del buque insignia de la ong, el "Rainbow Warrior", en Copenhague, se enfrentan todavía a juicio en los tribunales daneses y posibles penas de prisión.

Según explicó la organización ecologista, López de Uralde llegó a la cena representando al "jefe de Estado" de Greenpeace, mientras que Christiansen actuó como su esposa y Schmutz como su personal de seguridad. Tras ser conducidos a través del cordón de seguridad, los tres desplegaron una pancarta en la que se leía "Los políticos hablan, los líderes actúan".

Un día después fue detenido Thijssen, el responsable internacional de la Campaña de Energía y Cambio Climático.

"El encarcelamiento innecesario de estos cuatro activistas pacíficos ha sido efectivamente un castigo sin juicio", dijo Mads Christensen, director ejecutivo de Greenpeace Nordic, en un comunicado de la organización ecologista.

"Este castigo se ha sumado al fracaso de los líderes del mundo para acordar un tratado legalmente vinculante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", añadió.

La cumbre del clima de la ONU en la que participaron 192 países finalizó con un acuerdo muy limitado a partir de un consenso alcanzado por Estados Unidos, China y otras potencias emergentes que no cubrió los objetivos originales.

El acuerdo estableció una meta para limitar el calentamiento global a un máximo de 2 grados centígrados con respecto a los tiempos previos a la Revolución Industrial, pero no explica cómo se podrá alcanzar esa meta.