Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

Dos mendigos muertos y otro herido en sólo un mes

Policía y Guardia Civil investigan las agresiones, ocurridas en Málaga y Sevilla

RAÚL BOCANEGRA ·07/01/2010 - 02:00h

El Hospital Macarena, donde ayer falleció un indigente. - LAURA LEÓN

Un indigente sin documentación murió ayer de madrugada en el Hospital Virgen de la Macarena en Sevilla de las heridas en el cuello causadas por un corte profundo. Tenía 74 años y había sido trasladado desde Guillena (Sevilla), donde fue encontrado el martes en un parque aún con vida. La Guardia Civil se ocupa del caso y no descarta que se hubiera autolesionado.

Por otra parte, en Fuengirola (Málaga), la Policía investiga dos agresiones a mendigos sucedidas en menos de un mes. Uno de ellos, atacado el pasado lunes, está en estado grave mientras que el otro murió el 11 de diciembre. El hallazgo ayer en Málaga del cadáver de otro indigente, éste sin signos de violencia, pone de manifiesto las difíciles circunstancias en las que viven las personas sin hogar.

La Policía sostiene que las agresiones en Fuengirola sólo tienen por ahora en común que los mendigos agredidos no habían ocasionado molestias a los viandantes. En este punto de las pesquisas, descartan que se trate de ataques de skin-head y rechazan "especulaciones".

"Hay que investigar. Esperamos que el que ha quedado con vida pueda aportar algún dato sobre sus agresores", aseguraron ayer a Público fuentes policiales. Confían en lograr interrogarle el lunes próximo, si mejora de sus heridas en la cabeza, producidas con una barra de hierro con el filo cortante, al estilo de una reja.

"No tiene el corte de un hacha. Le falta anchura", aseguran las fuentes. Quien sí presentaba heridas en el cráneo compatibles con un hacha fue el indigente asesinado el 11 de diciembre. Éste solía ganarse la vida en un aparcamiento del centro de la localidad. Mientras, su compañero, que se recupera de sus heridas en el Hospital, frecuentaba el paseo marítimo y por la noche dormía en un pasaje donde hay terrazas de bares, según informa Efe.

Ingresos de 300 euros

El ingreso medio de las personas sin hogar, en su inmensa mayoría hombres, es de unos 300 euros al mes. El 19,9% de los sin techo "vive de su salario"; el 7,4% de la venta de objetos y la prestación de servicios; el 14,2% del dinero que pide; otro 16,4% de la familia y los amigos, y el 17,5% de las prestaciones públicas. El resto, un 25%, no respondió a la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística sobre sin techo, elaborada en 2005.

Según un estudio conjunto realizado por el Servicio de Estudios de Cáritas y el Programa de Personas Sin Hogar, las dos causas principales que llevan a nuevas personas a vivir en la calle son la pérdida de empleo y la adicción a drogodependencias, junto con la pérdida de vivienda habitual y la falta de redes familiares de apoyo. En el caso de los inmigrantes, las principales causas son las dificultades que tienen para acceder al empleo (generalmente, por discriminación), las situaciones de irregularidad administrativa y la ausencia de redes de apoyo.

Cáritas ha denunciado en repetidas ocasiones, que menos de la mitad de los sin techo están atendidos por servicios sociales públicos.

Sin sanidad por la burocracia

Desajustes del sistema
Los más débiles, personas sin hogar, sin papeles y ancianos, son quienes más padecen los desajustes del sistema sanitario, según un estudio de la Universidad de Compostela.

Listas de espera
“La excesiva burocratización y las listas de espera empujan al usuario a acudir a Urgencias”, según el autor del informe, el sociólogo Andrés Cernadas.

Sin tarjeta sanitaria
Los sin techo, en muchos casos, no tienen tarjeta sanitaria o la han perdido. Cuando acuden a los centros sanitarios les piden que la muestren. Al no tenerla, no se les puede hacer seguimiento.