Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

El Atleti se desalma

El Recreativo fue superior desde el primer minuto. Los futbolistas de Quique firman otro bochorno más (3-0)

LADISLAO J. MOÑINO ·07/01/2010 - 00:00h

Emilio Sánchez trata de marcharse de Cléber. - EFE

Cada partido es una bofetada de realidad para el Atlético y su hinchada. Ante el Recreativo, la primera fue comprobar que no engancha, que los atléticos de la zona pasaron tanto como la propia afición del Recreativo de su equipo; las gradas estaban vacías.

El segundo golpe de realidad fue peor, el Atlético perdió sin alma. El club, que vive en una ruleta rusa permanente y en enero ya ha tenido que apostar a todo o nada en la Copa, gastó su última ficha ante la apatía de sus futbolistas, que firmaron otro bochorno.

Otro puñetazo de realidad, el que lo tiene tirado cerca de los puestos de descenso, le viene de largo. No tiene fútbol. Ni ofensivo ni defensivo. Lo mismo Valera bascula mal cuando Aitor entra por banda que Juanito y Ujfalusi le soplan la nuca a Fornaroli para que marque a placer. O Cedric comete el penalti del juvenil que es. Primero, Aitor, bailó a Varela, y luego el chico, le trabó soltando la pierna al bulto. Son los riesgos de lanzar canteranos a granel.

Y encima, Cedric se fue marcado. Fue el elegido por Quique para irse al banco y poder mantener una línea de cuatro defensas dándole entrada a Antonio López. Pero a este Atlético ya le da igual jugar con cuatro que con cinco atrás. Sin alma no hay nada. Candeias, con el tercer, gol lo confirmó.