Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

La sexualidad real que cantan las mujeres

La antología poética 'El poder del cuerpo' rehúye los tópicos sobre las relaciones

PAULA CORROTO ·07/01/2010 - 10:28h

La poetisa Yolanda Castaño. GABRIEL TIZÓN

El cuerpo como proceso. Ni es, ni se tiene. Se transforma. Esta es la tesis que defienden las poetisas que participan en la antología El poder del cuerpo, editada recientemente por Castalia. Un compendio de poemas, escritos entre 1995 y 2009 que, como manifiesta Yolanda Castaño (Santiago de Compostela, 1977), una de las antologadas, "muestran cómo el cuerpo ha pasado de ser objeto pensado a ser sujeto pensante".

La antología rehúye también los lugares comunes sobre la sexualidad y las relaciones amorosas. Según manifiesta la responsable de la edición, Meri Torras, "el arte siempre había convertido estos conceptos en espectáculo, los había inmovilizado. Pero, al dar voz al otro, la visión cambia".

Aparecen así nuevos puntos de vista sobre temáticas tan femeninas como la maternidad. Es el caso de Miriam Reyes, que se expresa a través de la maternidad negada. La canta, pero también señala que siempre utiliza métodos anticonceptivos en sus relaciones sexuales.

Hay cierta tristeza en los poemas amorosos. La sensación de que las cosas no son como una había esperado. "Es que no todo es color de rosa. Y, además, la poesía ya está alejada de la imaginación más gastada", sostiene Yolanda Castaño, que en 2009 publicó tres poemarios.

Adiós al arquetipo

Las mujeres que ocupan esta edición transforman a su vez los clichés más conocidos de la mujer poeta. Muchas de ellas se dedican al mundo multimedia, a la creación plástica. "Alrededor de las poetas siempre ha existido un marchamo moral, hay una serie de expectativas acerca de lo que van a escribir y contar, pero ya hemos demostrado que esa imagen arquetípica de la poeta ha desaparecido", señala Castaño.

La edición cuenta con poemas escritos en las cuatro lenguas oficiales. Fue decisión de Meri Torras. "Entre las cuatro se produce un diálogo y quería mostrarlo", admite Torras.