Archivo de Público
Jueves, 7 de Enero de 2010

El consumo revive durante la campaña de Navidad

Comerciantes y hosteleros se muestran satisfechos por repetir los resultados del ejercicio 2008. El mal tiempo ha condicionado las compras pero el sprint final ha salvado el negocio

PÚBLICO ·07/01/2010 - 06:00h

GUILLERMO SANZ - Aunque las previsiones anticipaban un mal negocio en las fiestas, la temporada ha marchado mejor de lo previsto, a excepción del ocio nocturno y los taxis.

La Navidad es por excelencia la época más consumista del año, el momento en que comercio, alimentación, hostelería y locales de ocio ponen la guinda a la temporada. Por eso, entre los empresarios del sector servicios había cundido el nerviosismo ante las previsiones de que el negocio caería en picado, o al menos de forma abultada, estas fiestas. No ha sido así y a falta de conocer los datos oficiales, y con alguna excepción, los representantes de los sectores más destacados creen que al menos se repetirá la cifra de negocio del año pasado que había sido un mal año e, incluso, que mejorará en algunos segmentos. Estas son algunas de las principales impresiones.

Comercio

Las grandes superficies han notado una sensible mejoría durante la temporada de fiestas. El director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Javier Millán-Astray, aseguró esta semana que las ventas se mantienen en niveles "muy similares o incluso algo superiores" que en la temporada pasada. Sin embargo, la contratación de personal extra se ha reducido al mínimo debido "a la bajada de la actividad económica".

Por su parte, el secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC), Miguel Ángel Fraile, respira aliviado al reconocer que la temporada ha sido "mejor de lo esperado". "El sprint final ha sido muy bueno", subraya Fraile, que reconoce que se han vendido el mismo número de productos que el año pasado, con una caída de la facturación de alrededor del 5% debido al ajuste de los precios.

La temporada blanca ha resistido la crisis y también el turismo interno

Sin embargo, Fraile reconoce que cada segmento de producto ha tenido una evolución diferente. Así, el equipamiento del hogar ha registrado caídas cercanas al 40% y la electrónica entre el 15 y el 20%. "La alimentación, que supone el 20% del gasto de un español, se ha mantenido como el año anterior", matiza.

Los comerciantes de textil tampoco tienen queja. El presidente de la patronal textil (Acotex), Borja Oria, cree que los resultados estarán "en línea con el año pasado", en el que las ventas se habían reducido más de un 10%, y eso pese a que el tiempo, primero por bueno y luego por malo, no ha inspirado a los compradores.

En conjunto, el comercio prevé situarse en el nivel de ventas del ejercicio 2005-2006.

Turismo de viajes

El turismo no dio grandes alegrías en 2009, con una caída de la facturación entre un 10% y un 15%. La temporada de invierno, sin embargo, parece haber traído un aire más optimista. Sigue "floja, muy floja", comenta el presidente de la asociación de agencias de viajes Aedave, José Manuel Marciñeiras, en lo que se refiere a grandes destinos, pero los mayoristas han sabido ajustar su oferta para reducir en lo posible las plazas sin cubrir. Esta situación ha beneficiado al consumo interno, puesto que los españoles no han renunciado a salir, aunque sea más cerca. "Canarias no está yendo mal", apunta.

La temporada blanca ha resistido el embate de la crisis

José Luis Prieto, presidente de la asociación de agencias Unav, matiza que un gran destino como Caribe tiene un público fiel que ha vuelto a responder este año: los clientes de hoteles de lujo. La menor oferta ha hecho, además, que los precios "no se hayan venido tan abajo como se temía".

También destacan el buen funcionamiento de Madrid, por "haberse apoyado en los últimos años en el mercado interior", comenta Prieto. "Madrid ha sido un destino muy elegido en puentes y fiestas, por las visitas a los museos y a la sierra", añade Marciñeiras.

La temporada blanca ha resistido el embate de la crisis. "La nieve está funcionando bien. Tiene una oferta muy concreta, no son instalaciones masivas y se alimenta del viajero de proximidad", comenta Marciñeiras. Como prueba, "los precios se han mantenido con respecto a otras temporadas". Prieto recuerda que "en Sierra Nevada ya manejan una previsión de ocupación para febrero del 85%".

Restaurantes y bares

La restauración se mantiene pero las discotecas lastran su facturación

La hostelería ha sufrido las dos caras de la recesión en estas fiestas. Por un lado, el sector de la restauración ha aguantado bien el tipo, y fuentes de la patronal de Madrid reconocen que su principal foco de negocio en la temporada, las cenas de trabajo, ha dado muy buenos resultados. "El que conserva el trabajo tiene más renta disponible y se ha notado", matizan desde la asociación. Por su parte, el portavoz de la Federación Española de Hostelería, José Luis Guerra, calcula que la facturación habrá caído un 8% en toda España y recuerda que en relación con 2007 la merma puede ser ya del 18%. Es llamativo que los dos extremos de la oferta restauradora, los restaurantes de alta gama y los pequeños bares de barrio, han sufrido especialmente el azote de la crisis.

La peor parte se la han llevado los locales de ocio nocturno y las discotecas. "No hay crisis de público pero sí de consumo", asegura Juan Antonio Fernández, gerente de la Asociación de Salas de Fiestas y Discotecas de Madrid. "La facturación habrá caído entre un 25 y un 30%", lamenta el responsable, que asegura que si la gente salía a tomarse dos o tres copitas "ahora se toma una o dos".

Taxis

El sector del taxi, uno de los mejores termómetros para medir el consumo, no se recupera. Las asociaciones cifran en cerca del 15% la caída del trabajo respecto a la Navidad pasada. "Pensamos que la actividad puede mejorar durante las rebajas, que suele ser una buena época para el sector", señala el presidente de Confetaxi, José Artemio. Sus previsiones apuntan a que 2010 será "un año de transición" en el que el taxi no empeorará pero tampoco verá la salida de la crisis.

"En el último mes ha venido más gente a comprar"

Las calles del centro de Madrid se llenan de gente el día antes de Reyes. Las últimas compras de regalos se juntan con los que aprovechan que las rebajas empezaron el 2 de enero en la comunidad madrileña. Pablo atiende detrás del mostrador de una moderna tienda de zapatos. El negocio ha resistido a la crisis, aunque con dificultades.
“La Navidad nos está yendo bien, al menos igual que la del año pasado o incluso un poquito mejor”, dice. Rápidamente, la tienda se llena de gente que curiosea la mercancía. Pablo explica que el resto del año no ha sido bueno, pero tampoco catastrófico, y que estas fiestas les están sirviendo para empezar algo mejor 2010. No obstante, duda de que este vaya a ser el empujón definitivo para el consumo.  “En el último mes ha venido más gente a comprar, no sólo a mirar”, señala. Y es que aunque las tiendas parezcan llenas, no todo el que va compra, por eso Pablo matiza que aunque se sigue viendo prácticamente la misma cantidad de gente que otros años, las ventas no son iguales. “Lo bueno de estos días es que hay gente que está dispuesta a gastarse algo más de dinero porque lo que compran es para un regalo”, asegura. En la tienda notan el empujón de los últimos días antes de Reyes: “Hasta el último minuto que estamos abiertos viene gente, aunque el pico empieza ahora, a partir de mediodía”. Las compras crecen, no importa que la tienda aún no haya empezado a rebajar productos: “Estamos vendiendo igual que otras tiendas que ya tienen rebajas”. En las tiendas cercanas, la sensación es parecida. En un establecimiento de complementos y bisutería, Rosa atiende a varias clientas. Aunque en Navidad ha vendido bastante, no será suficiente para compensar el resto del año: “Se ha notado una mejoría, viene más gente a comprar, pero de momento no compensa del todo el mal año que llevamos”. Se acabó el contratar a personal extra para la época navideña.
“En los dos últimos años no hemos contratado a ninguna chica para apoyar a las dependientas”, cuenta. / A. R.