Domingo, 16 de Diciembre de 2007

La elevada participación y denuncias de irregularidades marcan la jornada electoral

EFE ·16/12/2007 - 10:11h

EFE - Ciudadanos pasan por un póster electoral en la capital kirguiza de Bishkek, ayer.

Una elevada participación ciudadana y denuncias de irregularidades marcaron las primeras horas de la jornada electoral en Kirguizistán, donde hoy se eligen los 90 diputados del Parlamento de esta antigua república soviética en Asia Central.

A las 15.00 hora local (09.00 GMT), siete horas después de la apertura de los colegios electorales, había acudido a las urnas el 49,16 por ciento de los electores censados, cifrados en 2,7 millones de ciudadanos, informó la Comisión Electoral Central (CEC).

Según un comunicado difundido por la página web de la CEC, los mayores niveles de participación se registraban en el sur del país, en la región de Jalalabad, donde a esa hora había emitido su voto el 57,36 por ciento de los electores.

"Hoy es un día histórico. Por primera vez las elecciones parlamentarias transcurren por listas de partidos políticos", declaró a pie de urna el presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, citado por la agencia rusa Interfax.

Los comicios parlamentarios, de carácter anticipado, fueron convocados por Bakíev el pasado 23 de octubre con motivo de la aprobación de la nueva Constitución del país.

El jefe del Estado destacó que doce partidos políticos, muchos de ellos con idénticos programas, participan en los comicios, pero "no todos pueden asumir la responsabilidad por el futuro del país".

"Por eso he votado por un partido capaz de asumir esa responsabilidad", dijo Bakíev, en alusión al oficialista "Ak Yol", el gran favorito para ganar las elecciones.

Poco después de que comenzara la votación, el líder de la formación opositora "Ata-Meken", Omurbek Tekebáyev, denunció "numerosas irregularidades".

"Las elecciones no son limpias. Los observadores ya han detectado y denunciado numerosas irregularidades", dijo el dirigente opositor, citado por Interfax.

En opinión de Tekebáyev, las autoridades "falsificarán los resultados de las elecciones para excluir la posibilidad de que la oposición ocupe escaños en el Parlamento".

Estas denuncias fueron corroboradas por observadores de la coalición "Por la democracia y la sociedad civil".

"Se han detectado irregularidades que pueden influir en los resultados de la votación", dijo un portavoz de esa organización, que añadió que se han documentado casos de personas que votan más de una vez, así como la introducción ilegal de paquetes de papeletas en las urnas.

Los comicios son supervisados por más de 600 observadores de la Oficina para la Defensa de la Democracia y los Derechos Humanos (ODIHR), organismo dependiente de la OSCE, la pos-soviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) y otras organizaciones y asociaciones internacionales.

De acuerdo con la legislación kirguís, las elecciones se consideran válidas con independencia del número de electores que acuda a depositar su voto.

Para acceder al reparto proporcional de los escaños parlamentarios, los partidos deben obtener como mínimo el 5 por ciento de los votos emitidos en cada una de las siete regiones del país y en sus dos principales ciudades, Bishkek, la capital, y Osh.

Los colegios electorales, 2.236 en el país, abrieron a las 08.00 hora local (02.00 GMT) y cerrarán a las 20.00 hora local (14.00 GMT), tras lo cual comenzará el escrutinio.