Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Estudio halla 10 zonas de California que duplicaron tasa autismo

Reuters ·06/01/2010 - 17:29h

Por Julie Steenhuysen

Investigadores estadounidenses identificaron 10 locaciones en California que duplicaron las tasas de autismo, las cuales están ubicadas en vecindarios con altas concentraciones de padres blancos de alto nivel educativo.

Expertos de la University of California en Davis creían que las zonas con mayor presencia de autismo revelarían indicios sobre factores ambientales que podrían explicar las mayores tasas del trastorno, que afecta a uno de cada 110 niños estadounidenses.

Pero los resultados probablemente dicen más sobre el sistema de salud estadounidense que sobre las causas del autismo, indicó Irva Hertz-Picciotto, del Instituto MIND de la universidad, cuyo estudio fue publicado en la edición en internet del miércoles de la revista Autism Research.

Varios grupos han estado reclamando opciones terapéuticas y mejores investigaciones que muestren qué estaría causando el aparente incremento en los casos de autismo en Estados Unidos.

Hertz-Picciotto y sus colegas emplearon una técnica de investigación que ha sido efectiva para identificar áreas de prevalencia del cáncer.

"Este tipo de análisis a veces arroja pistas sobre factores ambientales", manifestó la autora.

Los investigadores observaron alrededor de 2,5 millones de nacimientos registrados en California entre 1996 y el 2000. Cerca de 10.000 de esos niños fueron luego diagnosticados con un desorden del espectro autista, según el departamento estatal de servicios de desarrollo.

El equipo halló una relación fuerte entre la educación paterna y las elevadas tasas de autismo.

"En este caso particular, hallamos 10 zonas de autismo en el estado de California. Cuando observamos mejor, descubrimos que prácticamente todas ellas eran áreas donde había un mayor nivel educativo en los padres que dieron a luz en esos años", dijo Hertz-Picciotto.

"Ya sabíamos que las personas con una mayor educación en Estados Unidos son más propensas a recibir un diagnóstico de autismo en sus hijos. Esto no necesariamente implica que el autismo se produce con más frecuencia en esas familias", expresó la investigadora.

También fueron factores de mayor probabilidad de autismo ser blanco, no hispano y tener padres un poco mayores.

ACCESO A LA ATENCION MEDICA

Hertz-Picciotto indicó que estudios en Dinamarca, un país que ofrece asistencia médica universal, no hallaron relación entre el autismo y la raza o el nivel socioeconómico.

"En este país (Estados Unidos), tenemos muchas personas sin cobertura. Ellas no tendrían alguien a quien acudir si sospechan que su hijo" tiene autismo, señaló la autora, que agregó que algunas comunidades con menores niveles de educación y recursos presentarían tasas más altas de autismo sin diagnosticar.

No obstante, el estudio ofreció algunos indicios nuevos sobre el trastorno autista.

"Lo que nos dice es que si, por ejemplo, queremos ir a buscar factores ambientales, no estarán focalizados en puntos fijos de contaminación", manifestó Hertz-Picciotto. "Probablemente será algo más expandido", añadió.

Hertz-Picciotto informó que su equipo ahora está realizando dos tipos de estudios distintos para observar las causas ambientales del autismo, un espectro de enfermedades que van desde la incapacidad grave y profunda para comunicarse y el retraso mental hasta síntomas relativamente leves como los del síndrome de Asperger.

En una de las investigaciones, su equipo planea recolectar muestras de polvo de los hogares de 1.300 familias con niños autistas, para buscar químicos comunes que puedan estar jugando algún papel en el trastorno.

En la otra, los investigadores están observando a mujeres embarazadas que ya han dado a luz un bebé con autismo, para ver si existen algunas exposiciones comunes que pudieran ser un factor en el desarrollo de la condición.