Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Málaga y Getafe se vuelven a ver las caras en Copa después de 34 años

EFE ·06/01/2010 - 13:54h

EFE - El centrocampista del Getafe, Francisco Javier Casquero (i) celebra con su compañero, el centrocampista ghanés Derek Boateng. EFE/Archivo

El Málaga y el Getafe volverán a verse las caras en la Copa del Rey después de 34 años, tiempo transcurrido desde el 14 de enero de 1976, cuando ambos clubes se cruzaron en treintaidosavos de final de la competición.

Andaluces y madrileños, en toda su historia, sólo se han visto las caras en Copa en aquella ocasión. El Getafe militaba en el grupo III de Tercera División y el Málaga estaba en Segunda. La eliminatoria se la llevaron los blanquiazules, que ganaron los dos encuentros por la mínima.

El primero de ellos, igual que ocurrirá el jueves, se disputó en La Rosaleda. Las crónicas dicen que fue bastante aburrido y que se resolvió en el minuto 88 del choque gracias a un gol de Cervera. El Málaga, aquel día, jugó con dos bajas (Quevedo y Orozco) y supo tener paciencia para abrir el cerrojazo propuesto por el Getafe, que entonces se llamaba Getafe Deportivo. Tardaría siete años, hasta 1983, en obtener su actual denominación.

Los veteranos del equipo "azulón" todavía recuerdan aquella eliminatoria. Tienen que bucear en su memoria para rememorar detalles de los dos partidos. Entre ellos, un clásico del equipo, José Javier Asunción "Alfonso", todavía se acuerda de algún rival.

"Fue un partido fortísimo (el de La Rosaleda). Yo jugaba en el centro del campo, de medio centro, y me las tuve que ver con un tío que me las hizo pasar canutas. Él tenía 33 años, era un veterano y ahora no me acuerdo de su nombre. Yo tenía 25, y aún así, lo pasé fatal. Fue un encuentro duro de verdad", dijo a EFE.

Para muchos veteranos del Getafe, aquellos eran otros tiempos en el fútbol, en los transportes y en la vida en general. Joaquín Salmerón todavía recuerda el eterno viaje en autobús de vuelta, que dejaba al equipo en Getafe casi amaneciendo, y la imagen de muchos compañeros cogiendo el camino hacia el trabajo sin pasar por casa. "Yo me fui directo a mi puesto de trabajo. Era técnico de televisión en Telefunken. Aquello era otra cosa", asegura el ex jugador del Getafe.

Para el choque de vuelta, más de lo mismo, aunque para la ocasión hubo dos testigos de excepción. Miljan Miljanic y Luis Molowny, responsables deportivos del Real Madrid, acudieron a Las Margaritas para ver el partido. De nuevo, lo ganó el Málaga, con un gol de penalti marcado por Bustillo.

Para Salmerón, el Getafe mereció ganar el encuentro de vuelta. A su juicio, el árbitro ayudó a los andaluces y los madrileños desperdiciaron muchas ocasiones. "Éramos de una categoría inferior y tenían que pasar. Fue una pena. La verdad, podríamos haber pasado perfectamente y lo merecimos".

Probablemente, los veteranos del Getafe esperarán al choque de vuelta en el Coliseum Alfonso Pérez para ver en directo una dulce venganza. Hace 34 años el Málaga era el claro favorito. Ahora, por cómo está clasificado en la Liga, el conjunto "azulón" parece el principal candidato para pasar a cuartos de final.