Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Cannavaro cederá su cetro mañana a Kaká, Cristiano Ronaldo o Messi

EFE ·16/12/2007 - 13:32h

EFE - El jugador italiano de fútbol Fabio Cannavaro, aplaude tras ser nombrado mejor jugador del mundo designado por la FIFA, durante la decimosexta edición de la gala Fifa World Player en Zurich.

El brasileño Ricardo Izecson Dos Santos Leite 'Kaká' (Milán), el portugués Cristiano Ronaldo (Manchester United) y el argentino Lionel Messi (Barcelona) se disputarán mañana, lunes, el centro que durante el último año ha ocupado el italiano Fabio Cannavaro como mejor jugador del mundo.

Los tres serán los principales protagonistas de la gala anual de la FIFA, la gran fiesta del fútbol que se celebrará por cuarta vez en la Ópera de Zurich y que reconocerá a los mejores jugadores del mundo de 2007, en diversas categorías.

No cabe duda de que Kaká, Cristiano Ronaldo y Leo Messi son los tres futbolistas más impactantes del momento. Ambos fueron reconocidos hace dos semanas, y por éste orden, con el Balón de Oro, de Plata y de Bronce que otorga la revista 'France Football' y mañana volverán a compartir el podio.

Kaká, el hombre que lideró magistralmente a los 'rossoneri' en la conquista de su séptima Copa de Europa, es el favorito para ser considerado el 'Fifa World Player' de 2007 (Mejor Jugador del Mundo de la FIFA).

Este aspecto puede ser definitivo para el máximo organismo del fútbol, que además de premiar el talento individual acostumbra a apostar en sus galardones por jugadores que han contribuido decisivamente a que su selección o equipo consiga un título importante, como una 'Champions' un Mundial o una Eurocopa.

Cristiano Ronaldo, campeón con el Manchester de la última Premier, y Messi, el mejor en la segunda mitad de año, pero ausente durante buena parte de la temporada pasada por una lesión en el pie, cuentan con menos opciones.

El galardón de la FIFA, puesto en marcha en 1991, premia al mejor jugador del año según los votos de los seleccionadores nacionales, los capitanes de dichas selecciones y los representantes de los futbolistas profesionales, que otorgan cinco, tres y un punto a los que a su juicio han sido los tres mejores.

La nominación de Kaká, Cristiano Ronaldo y Messi, tres jugadores ofensivos, habilidosos, descarados y con olfato de gol, representa no sólo un cambio de estilo -Cannavaro fue premiado por su trabajo como central de referencia en la selección italiana campeona del mundo- sino también un cambio generacional.

El brasileño tiene 25 años, el portugués 22 y el argentino sólo 20, pero todos ellos se han convertido, pese a su juventud, en estrellas indiscutibles de sus equipos.

Kaká, una jugador con la elegancia de Pelé y que ha tomado el relevo como rey del fútbol de otros compatriotas suyos como Romario, Rivaldo, Ronaldo o Ronaldinho, se medirá a Cristiano Ronaldo, que ha resucitado la figura del extremo de la vieja escuela, al estilo Garrincha, con su repertorio de regates inimaginables y su facilidad para el desborde. A ellos se les une Messi, lo más parecido a Maradona -ya ha emulado con el Barça sus dos míticos goles a Inglaterra- que se ha visto jamás en una cancha de fútbol.

Esta terna de talento inagotable ha dejado fuera del podio a otros nominados con mucho fútbol también en sus botas pero que, a día de hoy, están uno o dos peldaños por debajo, como el camerunés Samuel Eto'o (Barcelona), los franceses Thierry Henry (Barcelona) o Frank Ribéry (Bayern de Múnich), los ingleses Frank Lampard (Chelsea), Steven Gerrard (Liverpool) o Wayne Ronney (Manchester United), el español Fernando Torres (Liverpool), el mexicano Rafael Márquez (Barcelona), el marfileño Didier Drogba (Chelsea) y el ghanés Michael Essien (Chelsea), entre otros.

El fútbol femenino también tiene su reconocimiento en esta gala. La brasileña Marta, quien consiguió hacerse con el premio a la mejor jugador mundial de 2006, su compatriota Cristiane y la alemana Birgit Prinz, quien ha obtenido este galardón durante tres años consecutivos (2003, 2004, y 2005), se disputan el cetro.