Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Las ventas de cava consolidan su recuperación en España y aumentan en el extranjero

EFE ·16/12/2007 - 13:44h

EFE - Botellas de cava en un supermercado.

El sector vitivinícola prevé finalizar el año con una consolidación de las ventas de cava en España después de los dos años de boicot (2004 y 2005) y con un ligero aumento de las exportaciones, que se situarán en torno a los 124 millones de botellas y se concentrarán en Alemania, Reino Unido y EEUU.

"Toda la información que tenemos hasta el momento indica que el consumo interior será similar al del año pasado, en torno a los 100 millones de botellas, y que las ventas en el exterior crecerán ligeramente, por encima de los 124 millones de unidades", según ha manifestado el presidente del Consejo Regulador del Cava, Gustau Garcia Guillamet.

El año pasado, el del inicio de la recuperación de las ventas en el interior tras el boicot, se consumieron 101,4 millones de botellas en España -un 8,3% más que en 2005- y se exportaron otros 123,5 millones.

Se prevé que las ventas en el exterior, que cayeron un 4,13% en 2006 debido a los problemas de distribución en Alemania, aumenten este año gracias a la recuperación parcial del mercado germano, el principal fuera de España para el cava.

El boicot a los productos catalanes en general y al cava en particular, cuyo origen se remonta a las declaraciones efectuadas en noviembre de 2004 por el líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, en contra de la candidatura olímpica de Madrid'2012, "se da por olvidado", en palabras de Garcia Guillamet.

Más del 40% de las ventas de cava se producen en el período navideño, una tendencia que "afortunadamente, va cambiando", sobre todo en Cataluña, donde se concentran el 95% de los productores y algo más del 40% del consumo del país.

El director general del Instituto Catalán del Vino (Incavi), Joan Aguado, confirma la recuperación de las ventas de cava en España y las "buenas perspectivas" de cara al cierre de 2007.

"En años anteriores había recelos que ya se han vencido", ha asegurado Aguado en referencia al boicot, antes de subrayar el índice de penetración del cava en los mercados internacionales y la entrada en países emergentes, como India y China.

El presidente del Consejo Regulador del Cava ha destacado el comportamiento en 2007 de países como Bélgica y Luxemburgo, donde el año pasado las ventas crecieron un 35% y donde se estima que volverán a aumentar en un porcentaje similar.

También se han incrementado las exportaciones a Canadá, Suecia, Suiza y Francia, uno de los mercados más difíciles para el cava debido a la competencia del champán, cuyas ventas también han crecido en España en los últimos años.

"El panorama mundial de los vinos es cada vez más difícil por el aumento de la competencia y, en este contexto, el cava es una excepción, por ser un producto que los consumidores aprecian cada vez más, en parte por su graduación ligera", explica Garcia Guillamet.

Se constata, asimismo, un incremento del consumo de botellas de gama alta.

Dos empresas, Freixenet y Codorníu, concentran la inmensa mayoría de la producción de cava en España, que en 2006 ascendió a 224,9 millones de botellas.