Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Zapatero y Buteflika sellarán su colaboración contra el terrorismo islamista

EFE ·06/01/2010 - 11:34h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero (i), y su homólogo argelino, Abdelaziz Buteflika. EFE/Archivo

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, reafirmarán mañana su colaboración para luchar contra el terrorismo islamista en un momento de especial preocupación por la creciente actividad de Al Qaeda en África.

Zapatero y Buteflika presidirán la IV Reunión de Alto Nivel hispano-argelina tres años después de la última celebrada por ambos, y a ella asistirán los ministros del Interior, Asuntos Exteriores, Fomento e Industria de los dos países.

La lucha contra el terrorismo será uno de los asuntos centrales de la cumbre, en la que los representantes españoles y argelinos analizarán la evolución del secuestro de los tres cooperantes españoles que permanecen en manos de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Argelia está colaborando activamente en la resolución de ese secuestro para proteger y garantizar la vida de los tres cooperantes, según han asegurado fuentes del Gobierno español.

La intención es ratificar la cooperación antiterrorista ante la situación de inseguridad que se vive en la región del Sahel, en cuya mejora las fuentes del Ejecutivo español afirman que hay disposición a seguir trabajando para evitar que se convierta en un punto desestabilizador y de amenaza terrorista potencial para Europa.

La cuestión del Sáhara estará presente igualmente en las conversaciones, en las que Zapatero insistirá en que es clave para la resolución del conflicto un acuerdo entre todas las partes.

Trasladará que España tiene un "compromiso activo" con la resolución negociada de ese conflicto que permita el ejercicio del derecho de libre autodeterminación y asume un papel solidario respecto a la situación humanitaria de los refugiados saharauis.

La economía centrará también gran parte de los trabajos de la cumbre, y la energía, como es habitual en las reuniones que mantienen los dos países, ocupará un lugar destacado.

No en vano, Argelia es el principal suministrador de gas natural de España, que recibe de territorio argelino en torno al 35 por ciento de sus importaciones y que pronto tendrá dos gasoductos que conectarán con el país norteafricano.

En este ámbito, Gas Natural y Repsol han mantenido dos contenciosos con la compañía estatal argelina Sonatrach que acabaron en arbitraje internacional.

El primero, sobre el proyecto gasístico de Gassi Touil, ya está resuelto después de que la compañía argelina comprara a Repsol y a Gas Natural su participación en la sociedad mixta encargada de una de las partes de los trabajos.

Aún pendiente de resolución está el otro litigio, surgido en 2007 cuando Argelia comunicó a españa su intención de revisar al alza -en torno a un 20 por ciento- el precio de venta del gas pactado en 1995 entre Sonatrach y Gas Natural con el objetivo de ajustarlo al precio actual de mercado.

La intención del Gobierno de Zapatero es aprovechar la cumbre para ampliar la colaboración bilateral a sectores como el de las energías renovables.

La cita de Madrid servirá igualmente para repasar al evolución de la inmigración ilegal en los últimos meses.

España y Argelia, según el Gobierno, coinciden en considerar que las migraciones constituyen un reto que se ha de abordar de forma conjunta.

Aunque el Ejecutivo reconoce que la actuación de las autoridades argelinas ha evitado hasta ahora que las costas de este país sean de forma habitual origen de embarcaciones con inmigrantes subsaharianos ilegales hacia España, lamenta que desde octubre ha habido un notable número de ilegales procedentes de Argelia.

Zapatero trasladará a Buteflika las prioridades de la presidencia semestral de la UE relativas a las relaciones con África y comentará con él la previsión de que se revise el acuerdo de asociación de la Unión Europea con Argelia.