Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Unas tumbas arrojarán luz sobre la antigua clase media egipcia

Reuters ·06/01/2010 - 10:42h

Dos tumbas de 2.500 años de antigüedad descubiertas en una necrópolis cercana a El Cairo prometen revelar más sobre la antigua clase media de Egipto, dijo el principal arqueólogo del país.

Las tumbas de la vigesimosexta dinastía, que gobernó en Egipto desde cerca del 664 a.C. al 525 a.C., fueron encontradas cerca de la entrada al sitio arqueológico en el cementerio de Saqqara, 30 kilómetros al sur de El Cairo.

"Estas tumbas pertenecieron a familias egipcias de clase media, no a la realeza, y no tienen nombres sobre ellas. Fueron reutilizadas por varias personas y nos pueden ofrecer montañas de información sobre las costumbres funerarias y la religión en ese tiempo", dijo a Reuters el jefe de antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, que preside el equipo arqueológico egipcio.

Una tumba, la mayor descubierta hasta la fecha en Saqqara, consiste de un complejo de habitaciones y corredores unidos a un salón mayor tallado en la roca.

"No esperábamos descubrir ninguna tumba en esta área", dijo Hawass. "Estos descubrimientos prueban que la importancia de Saqqara se extiende más allá del Reino Antiguo de la tercera a la sexta dinastía, y nos puede decir mucho sobre la vigesimosexta dinastía".

Aunque probablemente fueron saqueadas al final del período romano, las tumbas han sido abiertas en varias ocasiones pero aún contienen un número de ataudes, restos humanos, animales momificados como águilas, además de alfarería.

Hallar cámaras que no hayan sido saqueadas en un cementerio tan conocido como el de Saqqara, que sirvió a la ciudad cercana de Memphis, es inusual.

"Saqqara aún tiene varios secretos", comentó Hawass.