Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Un dolido Briatore se tomará un tiempo para decidir su futuro

Reuters ·06/01/2010 - 10:28h

El ex jefe del equipo Renault Flavio Briatore dijo el martes que se tomaría algo de tiempo para que sus heridas sanen después de que su suspensión de por vida de la Fórmula Uno fuera revocada.

El extravagante italiano fue suspendido en septiembre por pedirle al brasileño Nelsinho Piquet que chocara deliberadamente para ayudar a que su compañero español Fernando Alonso ganara el Gran Premio de Singapur 2008.

Un tribunal francés dictaminó el martes que el castigo fue impuesto de manera ilegal por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), organismo que rige la F-1.

"Estoy muy feliz por mí y mi familia porque he soportado unos meses muy difíciles. El veredicto me ha devuelto mi dignidad y libertad que me fueron arrebatadas de un modo muy arbitrario", dijo Briatore, quien pronto será padre, al canal de televisión RAI.

"Mi atención está puesta en mi familia, entonces veremos (sobre volver a la F-1). Tomará algo de tiempo porque el dolor que sentí en los últimos meses fue muy profundo", indicó.

Briatore, quien ganó campeonatos con Benetton y Renault en una carrera que duró más de dos décadas, agradeció al presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, por su apoyo y volvió a criticar al ex jefe de la FIA Max Mosley.

El británico era presidente de la FIA al momento de la sanción y se enfrentó a Briatore durante el último año debido a cambios en la F-1.

Consultado sobre el regreso de su ex protegido Michael Schumacher al deporte, Briatore señaló: "En un año difícil en el que todo fue manipulado por Mosley, ésa es la única buena noticia".

El tribunal de París otorgó 15.000 euros en compensación a Briatore, un empresario multimillonario que buscó una indemnización de un millón de euros además de exigir que la sentencia fuera levantada.

El abogado de la FIA Jean-François Prat dijo a Reuters que "muy posiblemente" la entidad apelaría a la decisión de revocar la suspensión de por vida. Se negó a realizar más comentarios.