Archivo de Público
Miércoles, 6 de Enero de 2010

Blanco avisa otra vez a los controladores

El ministro advierte de que defenderá el interés general, no privilegios. El colectivo le critica

AGENCIAS / S. R. A. ·06/01/2010 - 09:43h

EFE - Blanco, en la presentación de las obras en el aeropuerto de Lavacolla en junio.

Sube la tensión en el conflicto con los controladores, que llevan días exhibiendo su artillería en forma de posible huelga de celo encubierta y ausencias por sorpresa. El ministro de Fomento, José Blanco, ha advertido de que si tiene que intervenir en el enfrentamiento entre la empresa pública de aeropuertos, Aena, y los controladores por la renovación del convenio colectivo está "dispuesto a que el interés general prevalezca" y combatirá los privilegios de este colectivo.

"Entre los privilegios de unos pocos y los intereses generales de mi país, yo defenderé los intereses generales de mi país", dijo a Europa Press. Blanco aseguró no tener "ningún deseo de abrir un conflicto" con los controladores y les invitó "al diálogo y al acuerdo". Además, espera que "nadie le ponga en la posición" de intervenir en este asunto, pero avisó de que, en ese caso, su decisión "estaría ya tomada".

Pese a la batalla, el ministro confía en que haya un acuerdo en este primer trimestre. Y volvió a destacar los astronómicos sueldos que perciben los 2.400 controladores, con una media de 340.000 euros en 2008. Blanco destacó que con la bajada de las tasas de navegación, las más caras de Europa y en las que el sueldo de los controladores pesa un 70%, "podríamos ver rebajado el precio de los billetes".

Militares como sustitutos

Los controladores se rebelaron ayer contra las palabras del ministro, que calificaron como "amenazas" contra este colectivo, y le recordaron que hay una negociación "abierta", que puede retomarse la próxima semana. Mientras, continúan con sus presiones. El lunes, una pista de Barajas tuvo que cerrarse porque una controladora comunicó la noche antes que tenía rehabilitación y no había efectivos suficientes. Días antes, dos delegados sindicales de Usca pidieron horas sindicales para no cubrir su turno en Barajas y Canarias.

Pero las expectativas de este colectivo pueden acabar por tierra si Fomento decide recurrir a los 250 controladores militares, que, según publicó Cinco Días, se ofrecen a Aena para solucionar el conflicto.

Sobre el nuevo modelo de aeropuertos, que el ministro presentará el martes en el Congreso y que dará entrada a las autonomías en la gestión de aeropuertos viables, insistió en que busca ser eficiente. "Nadie acudirá a un modelo que genera déficit".