Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Los ministros de Pesca de la UE negociarán las cuotas y capturas para 2008

EFE ·16/12/2007 - 12:38h

EFE - Barcos de bajura en el puerto vizcaíno de Ondarroa.

El Consejo de ministros de Agricultura y Pesca de la UE, que se reúne desde mañana, negociará los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y las cuotas pesqueras para 2008.

Los ministros discutirán el martes sobre la propuesta de cuotas pesqueras para el año próximo, ya que mañana el Consejo comenzará con la reforma del vino, que este año además se mezcla con la tradicional reunión de fin de año sobre los TAC, ya conocida por sus intensas sesiones y madrugadas de negociación.

Los Veintisiete tratarán de llegar a un consenso sobre el proyecto de la Comisión Europea (CE), que plantea entre otras medidas la continuidad de la veda de la anchoa en el Golfo de Vizcaya, así como recortes en varias especies pesqueras en aguas ibéricas.

El proyecto de TAC presentado por Bruselas prevé reducciones moderadas y "dentro de lo razonable", aunque España tratará de mejorarlo en especies como la merluza, el rape o el gallo y en cuestiones técnicas relacionadas con prohibiciones de artes pesqueras, según fuentes diplomáticas.

La CE propone continuar la prohibición de la pesca de anchoa o bocarte en el mar Cantábrico, al menos durante el primer semestre del año, y mientras prepara un plan para cambiar la forma de gestionar ese recurso.

España apoya que se prorrogue la veda, postura que en los últimos años ha provocado el enfrentamiento con Francia y tensiones en las negociaciones de las cuotas.

Sin embargo, en los grupos de trabajo y en las reuniones de embajadores de la UE (Coreper) sobre los TAC de 2008 el Gobierno francés no parece haber mostrado mucha oposición a la continuidad de la veda durante el primer semestre, según varias fuentes.

Para España, uno de las mejoras que defenderá en la negociación de los TAC será mantener los 216 días al año que pueden pasar en el mar los pescadores dedicados a capturar merluza y cigala del Cantábrico o Golfo de Cádiz, pues Bruselas quiere recortarlos un 10%.

Esta rebaja contrasta con la subida que la CE propone en el TAC de merluza del sur (10%), lo que para España demuestra que ha mejorado el estado de ese recurso.

En cuanto a la merluza del norte (aguas no españolas del Golfo de Vizcaya, Escocia, Irlanda y Gran Sol), Bruselas propone una subida del 3%; esta especie es el recurso con más valor comercial para la flota española.

España pedirá mantener el "statu quo" para la anchoa en el Golfo de Cádiz (frente a la reducción del 15% que propone la CE); y para el gallo y rape en caladeros del norte, donde faena la flota de altura y Bruselas pide rebajas del 15% y el 8%, respectivamente.

La CE propone también otros recortes que España tratará de suavizar: en cigala (-15%) y rape (-25%) en aguas ibéricas.

Existen otras cuestiones técnicas de los TAC que España quiere solucionar, como por ejemplo, las limitaciones a la CE en aguas irlandesas incluidas en la Red Natura 2000 por tratarse de zonas ricas en corales.

España solicitará suavizarlas, aunque "teniendo en cuenta" los espacios protegidos.

Por otro lado, España ha solicitado que en las zonas del oeste de Galicia donde está prohibido el uso de nasas y jaulas -para proteger a las cigalas- haya excepciones para permitirlas a flotas artesanales que capturan faneca y pulpo.

La UE aceptará esta demanda, pues es uno de los puntos técnicos sobre los que habido acuerdo en el Comité de Representantes Permanentes (Coreper), formado por embajadores de los Veintisiete.