Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

La nieve y el frío siembran el caos en el transporte británico

Reuters ·05/01/2010 - 18:15h

Las bajas temperaturas y fuertes nevadas sembraron el caos el martes en la red de transporte británica, afectando los servicios de trenes y causando el cierre de los aeropuertos.

El servicio meteorológico nacional Met Office indicó que las temperaturas cayeron hasta a menos 10 grados centígrados durante la noche y pronosticó la caída de hasta 25 centímetros de nieve en algunas áreas, mientras el frente frío se extiende hacia el sur.

Además había varias alertas de fuertes nevadas y heladas generalizadas en los caminos en Escocia y en el norte, centro y oeste de Inglaterra, mientras se esperaba que en la noche del martes y a lo largo del miércoles cayera más nieve en el sur y en Londres.

El aeropuerto de Manchester estuvo cerrado hasta las 12.00 hora local debido a la fuerte nevada y se cancelaron vuelos en los aeropuertos de Leeds Bradford y Glasgow.

También muchos recorridos de trenes fueron cancelados o sufrieron retrasos en Reino Unido, con varios servicios de la principal línea de la Costa Este desde Escocia y el norte de Inglaterra a Londres, reducidos debido a las malas condiciones climáticas.

Además se recomendó a los conductores que tuviesen cuidado si necesitaban viajar. Por su parte, la Agencia de Autopistas dijo que se estaba realizando un "tratamiento continuo de sal" en zonas de alto riesgo.

La Oficina Meteorológica británica señaló que espera que las condiciones atmosféricas, causadas por vientos que vienen desde el norte y este en vez de los más habituales del oeste y sudoeste, se mantengan hasta finales de enero.