Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Blair comparecerá sobre Irak con una gran demanda de asistencia

Reuters ·05/01/2010 - 17:49h

El ex primer ministro británico Tony Blair comparecerá a finales de enero o a principios de febrero en una investigación oficial sobre la guerra de Irak, dijo el equipo encargado de ésta.

unos 60 - estarán destinados a los familiares de los soldados que murieron en la guerra.

Blair, que fue primer ministro desde 1997 hasta 2007, ordenó que 45.000 soldados británicos participaran en la invasión de Irak, encabezada por EEUU, para derrocar a Sadam Husein, una iniciativa que quebrantaba la ley internacional según los críticos.

También es acusado de engañar al público al afirmar que Irak poseía armas de exterminio masivo.

Tales armas nunca fueron encontradas y, en una entrevista con la BBC el mes pasado, Blair se justificó diciendo que si hubiera sabido que Irak no poseía armas de exterminio pensaría que lo correcto era derrocar a Husein.

El comentario incrementó el deseo público de escuchar a Blair dando explicaciones a un comité de investigación, compuesto por cinco hombres, que examina el papel de Reino Unido antes, durante y después del conflicto.

"Ha habido un interés considerable de los miembros del público que quieren saber cómo conseguir un asiento para esta audiencia particular", dijo John Chilcot, un ex funcionario británico que dirige la investigación.

"Dada la potencial demanda, reconocemos la importancia de aportar seguridad a la gente sobre si podrán o no acudir a la audiencia".

Blair pasará un día completo contestando preguntas. En la entrevista mencionada anteriormente, dijo que comprendía la oposición a la guerra de Irak y la ira de las familias de aquellos que fallecieron en el conflicto.

Chilcot dijo que la investigación no era un juicio pero que permitiría las críticas donde estuvieran justificadas. También defendió a su equipo de los críticos que afirmaban que habían sido demasiado suaves con los testigos y que la investigación era una forma de lavarse las manos.

El comité se ha reunido con varios funcionarios civiles y altos cargos militares que revelaron que Reino Unido había recibido información de la inteligencia los días previos a la invasión que indicaba que Irak había eliminado sus armas químicas.

Un dossier oficial creado para justificar la guerra en septiembre de 2002 dijo que Sadam podría utilizar armas de exterminio en 45 minutos.

El ex embajador británico ante las Naciones Unidas también señaló al comité que pensaba que la invasión tenía una "legitimidad cuestionable" mientras que otros testigos han criticado la falta de preparación para la reconstrucción posbélica de Irak.

El sucesor de Blair, Gordon Brown, no comparecerá hasta después de las elecciones parlamentarias previstas en junio para que la investigación se mantenga al margen de la política de partido.