Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Caja España y Caja Duero aprueban su proceso de fusión

Reuters ·05/01/2010 - 17:02h

Caja España y Caja Duero aprobaron el martes una propuesta de fusión para crear una entidad con activos conjuntos superiores a los 45.000 millones de euros que tiene previsto solicitar 560 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La denominación social de la nueva entidad será Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, anunciaron las dos cajas en un comunicado.

Mientras que el consejo de Caja España aprobó el proceso de fusión por unanimidad, en Caja Duero tres de los 16 miembros del consejo que asistieron a la reunión -- del total de 17 consejeros -- votaron en contra, según una fuente de Caja Duero, que no dio las razones de las votaciones contrarias a la integración.

Las negociaciones de fusión entre las dos entidades habían encallado a finales de diciembre por las divergencias de las dos sociedades para concretar las sedes operativa y social de la eventual caja fusionada, pero se desbloquearon tras la reunión mantenida a finales de diciembre con el Banco de España.

La futura sede social y presidencia no ejecutiva estarán situadas en León, sede de Caja España, con activos de 24.700 millones de euros, y la sede operativa (dirección general) se situará en Salamanca, sede de Caja Duero, con activos de 20.500 millones de euros, según datos del balance consolidado a septiembre de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Según el comunicado de Caja Duero, los servicios centrales se dividirán entre las dos entidades.

En León, sede de Caja España, se ubicará el departamento de riesgos, el financiero, gabinete de integración y relaciones con el Banco de España, la Logística y Desarrollo Organizativo.

Mientras, en Caja Duero quedará el núcleo del negocio, como la red comercial, banca privada, banca de empresas, negocio inmobiliario, desarrollo de negocio, fondos de inversión, compañías de seguros y pensiones, y la planificación y control.

Fuentes cercanas a las negociaciones dijeron que no sería hasta mediados de febrero cuando los consejos respectivos aprueben definitivamente el proceso de fusión tras la elaboración del plan laboral, que contempla entre las dos entidades prejubilaciones y bajas incentivadas de entre 850 y 950 personas, y las peticiones de ayudas al FROB.

"Reiterar el compromiso de Caja Duero de que no habrá proceso de fusión si no existe antes un acuerdo en la negociación laboral", dijo el presidente de Caja Duero, Julio Fermosa.

Las asambleas de las dos cajas tendrían que ratificar, previsiblemente a finales de marzo o en la primera quincena de abril, el proceso de fusión, para que la nueva entidad pueda comenzar a ser operativa en el mes de julio.

Ante la caída del negocio y las dificultades del mercado financiero, las cajas de ahorros españolas están llevando a cabo un proceso de concentración con el que ganar tamaño y poder afrontar la crisis económica.

El Gobierno creó el FROB en junio pasado con el objetivo de contribuir a mejorar la solvencia de las entidades financieras y sus planteamientos para integraciones incluyen ayudas públicas que las entidades deben devolver posteriormente con sus intereses respetivos.