Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Los Consejo de Administración de Caja Duero y Caja España aprueban por unanimidad la fusión

Se hace realidad el hito de la fusión. La nueva caja de ahorros de Castilla y León será la séptima de España por volumen de activos

PUBLICO.ES / EFE ·05/01/2010 - 17:20h

Los presidentes de Caja Duero, Julio Fermoso y de Caja España, Santos Llamas, se dan la mano tras atender a los medios de comunicación al término de la reunión en la que han acordado la fusión entre ambas entidades financieras. EFE/Nacho Gallego

La nueva caja de ahorros de Castilla y León ha recibido hoy el aval de los consejos de administración de Caja España y Caja Duero; las dos entidades que han convenido un acuerdo de fusión, aunque con diferente nivel de aceptación. 

El presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, ha dicho en la rueda de prensa celebrada tras el consejo de administración de esta entidad que "todo quedará en agua de borrajas" si no hay un acuerdo laboral previo. El presidente de Caja España, Santos Llamas, ha indicado en León que este aspecto se abordará con "especial cuidado" y que, desde el consejo de administración, se apoya el pacto laboral. 

Según ha informado Julio Fermoso, "no habrá ni despidos, ni expedientes de regulación de empleo, ni movilidad de los trabajadores".

Los dos presidentes han coincidido en señalar en que el futuro se abre para las dos entidades. Fermoso ha destacado que se empezará a "jugar en primera división", mientras que Llamas ha alagado la "fuerte implantación, solvencia y liquidez" de la nueva caja, que será "importante" no sólo para el sistema financiero de Castilla y León, "sino también para el de España". 

Una dirección repartida entre Salamanca y León

El principal escollo que se ha salvado en los dos últimos días de negociaciones en Tordesillas (Valladolid), concluidas ayer, está relacionado con el reparto de poder de la nueva entidad.

Desde anoche, cuando se concretaron los aspectos del acuerdo, se intenta dar una imagen de tranquilidad que, incluso, se materializa en la denominación social de la nueva caja: Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, denominación a la que se llegó por un sorteo.

En cuanto a la marca comercial, los nombres de Caja Duero y Caja España estarán dos años conviviendo y, durante este tiempo, "los expertos" buscarán un nombre para la nueva entidad.

El organigrama estará repartido entre León y Salamanca.

Así, la presidencia de la nueva caja estará en León, que acogerá las áreas de Riesgos, Financiero, Gabinete de Integración y Relaciones con el Banco de España, Logística y Desarrollo Organizativo, mientras que la Dirección General se ubicará en Salamanca, donde se instalarán las áreas de Negocio, Planificación y Control, Participadas, Obra Social, Comunicación y Relaciones Institucionales e Informática.

La Obra Social se ubicará en Salamanca y la Presidencia, en León

La Obra Social tendrá su dirección en Salamanca, aunque según ha explicado Llamas, habrá una "gestión descentralizada" de su presupuesto al cincuenta por ciento y con "especial atención a las provincias de origen de las cajas".

Otra de las discusiones se centró en el lugar donde se ubicará el departamento informático, cuya dirección estará en Salamanca, mientras que el área de logística se queda en León, y se ha logrado una división y un paréntesis en la disputa ya que las dos cajas harán estudios para determinar la plataforma tecnológica más eficiente.

Además, ha explicado que a partir de la fusión "el principal holding empresarial de Castilla y León estará en Salamanca" y ha puesto como ejemplo las empresas participadas, cuya sede social se ubicará en la capital salmantina, y que congrega a más de cien compañías con más de mil millones en inversiones.

"No habrá fusión sin un acuerdo laboral"

Julio Fermoso ha insistido en cuatro ocasiones que no habrá fusión sin un acuerdo laboral, que se prevé cerrar la próxima semana, así como el plan de negocio, que se aprobará a mediados de enero.

Sin que Fermoso haya informado de los votos negativos, fuentes de la entidad han dicho a Efe que, al parecer, pertenecen al secretario regional de UGT, Agustín Prieto; al responsable de este sindicato en Caja Duero, Antonio Muñoz, y al vicepresidente tercero y portavoz de los impositores, Víctor Pedraz. Los dos votos en contra están condicionados a la aprobación del plan laboral previo a la fusión.El Banco de España ya ha ultimado el 'mapa de cajas' que conformará el sistema financiero tras la reorganización y las fusiones de estas entidades que se ha iniciado y espera, así como el Ministerio de Economía, que en el primer semestre de 2010 se haya ejecutado el plan de fusiones.

Cifras y resultados

Según los datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), la entidad resultante del proceso de fusión entre Caja España y Caja Duero dará lugar a la séptima caja de ahorros española por volumen de activos al sumar 46.802 millones de euros.

De ellos (46.802 millones), 26.085 provienen de Caja España y 20.716 millones de Caja Duero.

Así, la entidad resultante quedaría por detrás de otras entidades como La Caixa (268.496 millones), Caja Madrid (191.736 millones), Bancaja (110.404 millones), Caja Mediterráneo (75.273 millones), Caixa Cataluña (64.788 millones) y Caixa Galicia (47.348 millones).

Por debajo de la nueva entidad, en cuanto al volumen de activos, quedaría Ibercaja (43.619 millones), Unicaja (34.191 millones) y Caixanova (29.830 millones).

En cuanto a los depósitos, la entidad que nazca tras la fusión de las dos castellano-leonesas ocuparía la quinta posición en la clasificación de cajas.

Los depósitos de la nueva entidad suman 31.831 millones de euros, de los que 17.475 pertenecen a Caja España y 14.356 millones a Caja Duero.

Por último, en cuanto a los beneficios netos atribuidos, las dos entidades aglutinarían casi 80 millones de euros.