Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Estudio revela que dejar de fumar eleva el riesgo de diabetes

Reuters ·05/01/2010 - 14:09h

Por Kate Kelland

El hábito de fumar es bien conocido como un factor de riesgo de la diabetes de tipo 2, pero un grupo de científicos indicó que el abandono del hábito puede elevar ese peligro aún más en el corto plazo.

Un estudio realizado por investigadores de Estados Unidos descubrió que quienes dejan de fumar tienen un 70 por ciento más posibilidades de desarrollar diabetes de tipo 2 en los primeros seis años sin cigarrillos que las personas que nunca han fumado.

Los expertos dijeron que sospechaban que el riesgo incrementado de diabetes se debe al sobrepeso que suelen adquirir quienes abandonan el tabaco.

No obstante, el equipo señaló que nadie debería utilizar estos hallazgos como una excusa para continuar fumando: un hábito que también puede causar enfermedad pulmonar, cardíaca, accidente cerebrovascular y muchos tipos de cáncer.

"El mensaje es: ni siquiera empieces a fumar", dijo Hsin-Chieh Yeh, de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University, que encabezó el estudio.

"Si fumas, déjalo. Es lo correcto. Pero la gente también tiene que vigilar su peso", añadió la investigadora.

La diabetes de tipo 2 -a menudo llamada diabetes de adulto- es una enfermedad común que interfiere en la capacidad del cuerpo de usar apropiadamente el azúcar y la insulina, una sustancia producida por el páncreas que normalmente reduce el azúcar en sangre después de las comidas.

Las personas con sobrepeso y aquellas con antecedentes familiares de la enfermedad tienen riesgo de desarrollarla, como también los fumadores.

La diabetes está alcanzando niveles epidémicos: unos 180 millones de personas la padecen en todo el mundo.

Se prevé que los casos de diabetes se tripliquen en Estados Unidos en los próximos 25 años, a 44 millones de personas, y que los costos sanitarios asociados ascenderán a 336.000 millones de dólares anuales.

El estudio de Yeh, publicado en Annals of Internal Medicine, observó a casi 11.000 adultos de mediana edad que aún no tenían diabetes entre 1987 y 1989. Los pacientes fueron seguidos durante 17 años y se tomaron de manera regular los datos sobre diabetes, niveles de glucosa, peso y otros.

Los científicos determinaron que las personas que dejan de fumar tienen un riesgo un 70 por ciento mayor de desarrollar diabetes tipo 2 en los primeros seis años tras dejar el hábito, en comparación con quienes nunca han fumado.

Ese riesgo era mayor en los primeros tres años y volvía a la normalidad al cabo de una década.

Entre las personas que no dejaron de fumar, el riesgo era más bajo, pero la posibilidad de desarrollar diabetes aún era un 30 por ciento mayor respecto a la población que nunca había consumido cigarrillos.

El tabaco es la principal causa evitable de muerte en el mundo, con más de 5 millones de decesos al año. Un informe de la Fundación Mundial del Pulmón dijo en agosto que fumar podría provocar la muerte de 1.000 millones de personas este siglo si la tendencia continúa.