Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

España afirmará la identidad cultural europea durante su presidencia de la UE

EFE ·05/01/2010 - 13:39h

EFE - Una mujer pasea junto a la obra "Manzanares" (1961) del artista Rafael Canogar.

España apostará durante los seis meses de presidencia europea que le corresponden, y que ahora se inician, por reafirmar la identidad de la cultura europea, promover el turismo cultural mediante la creación del Sello de Patrimonio Cultural Europeo e impulsar la cultura digital con una visión única en la UE.

Así lo ha afirmado hoy la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en su discurso de presentación en la sede del Consejo Europeo ante varias decenas de periodistas internacionales, donde ha desgranado las prioridades culturales de España durante este semestre.

Además, serán objetivos inmediatos, ha dicho la ministra, promover el mercado legal y la digitalización de los contenidos y elevar el papel de la cultura como motor de desarrollo social y económico.

"La cultura ha de tener tanta atención en Europa como otras áreas que ya han sido más desarrolladas", ha afirmado la ministra, que hoy se trasladó a Bruselas para inaugurar también una exposición fotográfica sobre la evolución de la mujer española en el último siglo y una videoinstalación del artista Daniel Canogar que acompaña a la muestra.

Para España, ha explicado González-Sinde, el Sello de Patrimonio Europeo es un iniciativa estratégica "en términos sociales y culturales, y también para nuestras economías", por cuanto es el reflejo de la aportación de la cultura al crecimiento económico y la creación de empleo.

Además, ha añadido, consolida a Europa como el "espacio-guardián" del patrimonio cultural, lo cual implica también "avanzar hacia la sostenibilidad y lo duradero", hacia la innovación.

Por el contrario, ha subrayado, "la especulación no es duradera, como tampoco lo es la explotación impune del medio ambiente", y ha advertido de que en este entorno "no se compite por copiar, por hacer a un precio menor lo que ya han hecho los demás".

"Aquí se compite con uno mismo, aquí se compite para crear lo que nadie se atrevió ni a soñar", ha resumido González-Sinde.

La ministra eligió un curioso dato para explicar por qué es imprescindible la cultura en la evolución de cualquier pueblo: "El modo en que cada persona se emociona con un relato, o se estremece ante la belleza, es tan enteramente único, tan irrepetible como una risa, como una huella digital".

"Por eso, basta una sola persona para que cualquier obra tenga público. Y por eso -ha dicho González-Sinde- la cultura nos es tan necesaria, porque en ella encuentran su cabida nuestra intimidad y nuestra diversidad: no sólo nos acerca a nosotros mismos, también nos aproxima a los demás".

La mezcla cultural, ha explicado, "construye nuestra relación con el tiempo, con nuestros orígenes, con el presente que nos es común, y con el futuro que compartimos".

Por ello, la titular de Cultura defiende que "la cultura es imprescindible para Europa, y que Europa es imprescindible para la cultura".

En ese sentido, ha dicho que, a pesar de que la presidencia española de la UE dura seis meses, "nuestra agenda ha sido diseñada para perdurar", ya que, "al fin y al cabo, en eso consiste el espíritu europeo".

También se ha referido a la importancia de proteger e incentivar la creación y ha exigido respeto a los autores: la modernidad -ha señalado- consiste en aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología para crear más y para hacerla más accesible.

"Ahora sólo podremos adaptarnos a los cambios en todos los sectores si decidimos liderarlos", ha manifestado la ministra, para quien la labor de los gobiernos no debe limitarse a "la necesaria actualización de las leyes", el impulso de las industrias o defender los puestos de trabajo.

"Nuestro deber es el esfuerzo compartido, responsable y duradero, para lograr que la cultura llegue a ser todavía más imprescindible", ha concluido.