Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

EA denuncia al Ayuntamiento de Daimiel por verter agua contaminada en el acuífero 23

EFE ·05/01/2010 - 11:38h

EFE - Ecologistas en Acción Ciudad Real ha denunciado al Ayuntamiento de Daimiel ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil por verter agua contaminada y sin tratar desde la depuradora municipal al río Guadiana. En la fotografía, de fecha reciente, el lugar donde se filtra el agua al acuífero 23.

Ecologistas en Acción Ciudad Real ha denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil al Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) por verter agua contaminada y sin tratar desde la depuradora municipal al río Guadiana.

Según explicó hoy a Efe José Manuel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción Ciudad Real, esta organización ha interpuesto una denuncia ante el SEPRONA tras comprobar cómo el Ayuntamiento, "en un acto deliberado, consciente y concreto" ha decidió, durante varios días, abrir una compuerta de la planta depuradora para dejar pasar el agua sin depurar hacía el río Guadiana.

Han lamentado que este hecho se haya producido por la decisión del Ayuntamiento de defenderse de una denuncia de un agricultor que ve cómo sus tierras se inundan por el excedente de aguas que recibe la depuradora y para evitarlo "ha decidido dejar correr el agua sin depurar por el canal de evacuación de las aguas depuradas".

Esta organización ha expresado su malestar por el hecho de que este vertido no se haya evitado y haya ido a parar directamente al Acuífero 23, aún cuando se hubieran inundado los terrenos del agricultor afectado, a quién han reconocido, "se debería compensar, indemnizar o, si procede, comprar los terrenos".

En este sentido, han asegurado que "siempre será mejor perjudicar a una persona, que perjudicar al conjunto de la sociedad, si se tiene en cuenta que Daimiel bebe agua potable del Acuífero 23 y, es allí donde ha ido a parar todo este vertido".

Los ecologistas han dicho que esta situación "ocurre de la noche a la mañana", sino porque no se han previsto las medidas que eviten que este tipo de situaciones sucedan.

Así, han considerado que el Ayuntamiento de Daimiel debería haber puesto los mecanismo necesarios para garantizar que la depuración de sus aguas fuera perfecta o lo más perfecta posible, más teniendo en cuenta que sus vertidos pueden afectar al Acuífero 23 o al propio Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Además, han añadido que, ante situaciones como las vividas de lluvias intensas, el Ayuntamiento debería haber diseñado un sistema para enfrentarse a este tipo de situaciones, como son balsas de tormentas u otros dispositivos, "que se deberían haber puesto en marcha hace tiempo", han dicho.

Esta organización ha señalado que "llevan décadas" hablando de la afección de los vertidos al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, sin que tomen las medidas oportunas que eviten este tipo de situación.

Han recordado que "preocupante" también es el hecho de la depuración del municipio de Villarrubia de los Ojos, cuyas aguas depuradas o no podrían llegar también al Parque Nacional, y las que tampoco se les ha dado, aún, una solución definitiva.