Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

España cierra el año con casi 4 millones de parados

El 2009 ha sido un año nefasto, que ha dejado un 25,4% más de desempleados. Sin embargo, el paro se ralentiza

JESÚS MORENO ·05/01/2010 - 08:55h

En diciembre de 2008 el paro registraba en España un máximo histórico al superar la barrera de los tres millones por primera vez, un año después ese récord que copaba todas las portadas queda lejos. España cierra 2009 con 3.923.603 parados, lo que supone un aumento porcentual del 25,4% respecto a 2008, una cifra que cierra un año para olvidar en términos de empleo.

Hace un año, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, auguraba que el 2009 iba a ser un año "duro y difícil". No se equivocaba. Después de un 2008 que dejaba un millón de parados más que el año anterior, 2009 ha añadido otras 794.640 desempleados a aquélla histórica cifra.

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, destacó en un comunicado que, aunque el paro ha aumentado en 2009, lo ha hecho "mucho menos" que en 2008, lo que, a su juicio, demuestra que continúa frenándose la destrucción de empleo.

En los mismo términos se ha expresado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, quien espera que la cifra de parados se "corrija" a partir del segundo semestre de 2010. Granado destacó la "ralentización notable en la pérdida de afiliados a la Seguridad Social en los últimos tres trimestres", al tiempo que mencionó otros indicadores que manifiestan la "buena salud" del sistema, como el número de pensionistas, que "no ha aumentado por encima de las previsiones" o el Fondo de Reserva que creció en 2009 en más de 3.500 millones de euros.

El crecimiento del desempleo se ralentiza, sí, pero después de acercarse a las peores previsiones. Al cierre de 2008, cuando se conoció el número de parados de diciembre, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguraba que España no llegaría a los cuatro millones de desempleados. Un año después, acariciamos esa impensable cifra.

Después de los fuertes crecimientos de desempleo del primer trimestre de 2009, que osciló con incrementos intemensuales de entre el 3 y el 6%, los 11.000 millones de euros invertidos en el Plan E de Inversión Local (que aliviaron sobre todo el paro en el sector de la construcción, en caída libre) dieron un respiro al mercado laboral en verano. Entre mayo y julio el paro descendió en más de 100.000 personas, un espejismo que duró lo que el oasis del Plan de Inversión Local: volvió a subir por encima del 2% los tres meses siguientes. En noviembre el crecimiento del desempleo fue menor (1,57% frente a la subida intermensual del 2,60% de octubre), y diciembre ha continuado por esa senda, con la que el Gobierno espera que el mercado laboral despegue al relente de la esperada recuperación económica.

54.657 parados más en diciembre

El mes pasado el paro aumentó en 54.657 desempleados, lo que supone un 1,4% más que el mes anterior. Una lluvia que cae sobre mojado y no alivia a nadie pero que, sin embargo, supone un crecimiento muy inferior (-61%)  al registrado en el mismo mes de 2008, que fue de 139.694 personas.

Por sectores económicos el desempleo sigue golpeando sobre todo a la construcción, que aumenta en 54.936 personas (7,5 %); el sector industrial también sufre sus efectos con 11.477 parados más (2,3%) y, en menor medida, los servicios con 202 desempleados. Por contra, disminuye en la agricultura en 3.934 personas (-3,5%).

Entre los jóvenes menores de 25 años el desempleo se reduce en diciembre en 17.570 personas (-3,8%) respecto al mes anterior, y entre los mayores de 25 sube en 72.227 (2,1%).

La única comunidad autonóma que mejora su paro en diciembre es Canarias, un 3%. Sin embargo sube en las 16 restantes, encabezadas por la Comunidad Valenciana (7.707) y Castilla-La Mancha (6.467).