Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Fabricantes confirmarán hoy si 2009 terminó con fuerte aumento de las ventas

EFE ·05/01/2010 - 05:57h

EFE - Edmunds.com dijo que la demanda de automóviles experimentó una fuerte subida durante la última semana de diciembre y que el ritmo de ventas de ese mes fue equivalente al de 11,7 millones de ventas al año. EFE/Archivo

Los fabricantes de automóviles terminaron 2009 con una nota de esperanza a juzgar por las expectativas creadas de cara a la publicación hoy de las cifras de ventas de vehículos en Estados Unidos en diciembre.

Los analistas esperan que hoy, los principales fabricantes de automóviles reporten aumentos de las ventas en diciembre de 2009 superiores al 10 por ciento y que el sector en conjunto supere la cifra de 1 millón de vehículos vendidos durante el último mes del año pasado.

Edmunds.com dijo que la demanda de automóviles experimentó una fuerte subida durante la última semana de diciembre y que el ritmo de ventas de ese mes fue equivalente al de 11,7 millones de ventas al año.

Por su parte, la firma de análisis de mercados J.D. Powers dijo que si el ritmo de ventas de diciembre se hubiese mantenido durante todo 2009, las ventas anuales del sector habrían sido de 11,2 millones de vehículos.

Pero tras el peor año en la historia moderna del sector del automóvil, los expertos consideran que los fabricantes tendrán suerte en alcanzar una cifra real de ventas de 10,5 millones de unidades nuevas.

En 2008, las ventas fueron de 13.240.000 vehículos, 16.150.000 en 2007 y 17,4 millones en 2000.

La tendencia al alza de los últimos meses de 2009 permite que el sector contemple con más optimismo 2010 gracias a la mejora de las condiciones económicas generales en Estados Unidos.

Las previsiones para este año es que se vendan 1 millón de vehículos más que en 2009, 11,5 millones.

El director de análisis de Ford, George Pipas, señaló recientemente: "Creemos que ha pasado lo peor en término de economía y ventas de automóviles. Pero sigue siendo una situación frágil".

Muchos analistas consideran que 2010 será bueno para el sector, aunque sólo sea porque muchos consumidores estadounidenses han tenido que posponer durante 2009 la compra de vehículos nuevos y que en algún momento tendrán que acudir a los concesionarios en los próximos meses.