Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Obama esbozará reformas en la política antiterrorista

Reuters ·05/01/2010 - 06:32h

El presidente de Estados Unidos describirá el martes las líneas generales de una serie de reformas orientadas a evitar atentados como el intento frustrado de hacer explotar una bomba en un avión que se dirigía a Detroit en Navidad, dijo el lunes un responsable del Gobierno.

Entre las reformas de las que Barack Obama hablará en una declaración tras una reunión el martes con jefes de los servicios de inteligencia y responsables de seguridad estará la mejora del sistema de "la lista de vigilancia" de supuestos terroristas, dijo el responsable.

Los cambios fueron decididos tras las críticas dirigidas a las políticas antiterroristas del Gobierno estadounidense, principalmente de la oposición republicana, tras el atentado frustrado del 25 de diciembre.

En ese incidente, un ciudadano nigeriano está acusado de intentar hacer explotar el avión al que subió en Ámsterdam con explosivos que ocultó en la ropa interior.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dijo el lunes que la inestabilidad en Yemen, donde el supuesto agresor estuvo relacionado con militantes de Al Qaeda, representaba una amenaza global y se comprometió a solucionar cualquier error en los procedimientos de seguridad de Estados Unidos.

"Con respecto a lo que pasó con el terrorista en el avión que venía a Detroit no estamos satisfechos", dijo Clinton a periodistas tras reunirse con el primer ministro de Qatar, Hamad bin Jassem al-Thani.

Las agencias de inteligencia estadounidenses y el Departamento de Estado tenían información sobre el sospechoso de 23 años, Umar Faruk Abdulmutalab, antes de que tratara de hacer estallar el avión de Northwest Airlines, pero no lograron hacer las conexiones apropiadas y su nombre no figuraba en una lista de gente sin permiso para volar.

Responsables de la Casa Blanca reconocieron que el intento de atentado expuso errores, pero rechazaron la necesidad de una reforma completa del sistema de seguridad de Estados Unidos en un momento en el que el país entra en el período políticamente complejo que antecede a las elecciones del Congreso en 2010.

Los republicanos han acusado a Obama, que regresó el lunes de unas vacaciones en Hawái, y a su gobierno demócrata de ser débiles en la lucha contra el terrorismo e incapaces de mejorar los fallos de inteligencia que no se han resuelto desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.