Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Guardiola no busca fuera lo que tiene en casa

Jonathan y Thiago, dos juveniles para el hexacampeón

R. VILAR ·05/01/2010 - 07:30h

Guardiola, con Thiago y Jonathan a su espalda, se dirige a sus jugadores. - ZUERAS

Lo hablamos con Txiki: ¿qué hacemos? ¿Vamos a firmar a alguien para cuando estos dos [Touré y Keita] se vayan a la Copa de África? ¿A alguien para sólo un mes?", cavilaba Guardiola desde hacía tiempo junto a Begiristian. "Y decidimos que no, eso no", cuenta el de Santpedor. Y prosigue: "Y si lo fichamos para más tiempo, ¿luego qué?, nos preguntábamos. Lo ponemos a competir con los cinco centrocampista que ya tenemos...".

Entonces, Pep Guardiola, valiente, decidió que debía de imperar el sentido común y resolvió que lo mejor para el equipo era, de nuevo, buscar el relevo para los dos africanos en los barracones que sirven de vestuario al BarçaAtlètic en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

El de Santpedor echará mano de la cantera para suplir a Keita y Touré

Allí encontró a Jonathan Dos Santos, un centrocampista del que se enamoró en la pretemporada. A Thiago Alcántara, con tanta calidad como descaro. A un pequeño clon de Messi, Gai Assulin, y a Víctor Vázquez recién recuperado de una grave lesión en la rodilla, el último exponente que quedaba en el filial de la genial generación del 87 que en su día lideraron Cesc, Piqué y La Pulga.

"Si no tuviera fe en los niños quizás sí hubiésemos ido al mercado. Pero uno [Thiago], porque lo tuve un año en el Barça Atlètic y el otro [Jonathan], porque en pretemporada me sorprendió gratamente, se quedan, como mínimo este mes, en el primer equipo. Luego, ya decidiremos si vuelven al filial", reveló ayer el entrenador, para sentenciar: "Si el resto de compañeros les ayuda, ¿por qué no pueden jugar bien? No están aquí para resolver ellos, pero también Iniesta, Puyol o Sergio necesitaron una oportunidad".

Gai y Víctor Vázquez, por su parte, volverán pronto al filial. "No es bueno que el fin de semana no jueguen. Ya lo hablamos al principio de temporada con Luis Enrique", convino Guardiola. Y es que según el entrenador del Barça Atlètic, para los chavales "resulta muy difícil cambiar el chip en sólo 24 horas", de estar con el primer equipo a jugar luego en Segunda B. Y el domingo, por ejemplo, todos estuvieron en la grada del Mini. "Futbolistas con la capacidad para llevar esta situación ascensor, como hizo Pedrito la temporada pasada, hay muy pocos", afirman los técnicos.

"Si no tuviera fe en los niños, hubiésemos ido al mercado", dice Pep

Aún así, a ninguno de ellos le llega de nuevo el salto al primer equipo. Jonathan, que debutó en Liga el pasado sábado ante el Villarreal como titular, jugó en Copa ante la Cultural Leonesa y apareció de forma casi testimonial ante el Inter de Milán en Champions. Thiago, a quien Guardiola subió del juvenil al Barça Atlètic, se estrenó en Primera la temporada pasada ante el Mallorca en el Ono Estadi cuando el conjunto azulgrana ya había cantado el alirón. Víctor Vázquez llegó a debutar conRijkaard. Y Gai, también estuvo en León para jugar la Copa.

"La gente que habitualmente no viene al Mini se va a sorprender con ellos, pero no se les puede juzgar por un solo partido. Serán jugadores importantes y necesitan tiempo", defiende Luis Enrique. Y añade: "¿Si tenemos la mejor cantera del mundo? Si lo valoramos por jugadores que suben al primer equipo, quizás sí. La clave es la confianza que tiene Pep en los chavales".