Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

Del Nido se enfrenta a 13 años de cárcel

La instrucción del caso Minutas llega a la Audiencia de Málaga

RAÚL BOCANEGRA ·05/01/2010 - 00:10h

José María del Nido y Julián Muñoz. - EFE

Los tomos que recogen la instrucción del llamado caso Minutas, por el que la Fiscalía Anticorrupción acusa al abogado José María del Nido de un rosario de delitos y pide para él 13 años y medio de cárcel, acaban de llegar a la Audiencia de Málaga, según confirmaron fuentes del caso. El juez ha enviado las pesquisas abiertas hace cuatro años por las presuntas irregularidades en los encargos del Ayuntamiento de Marbella a del Nido entre 1999 y 2003 a la Audiencia de Málaga para que se abra juicio contra el presidente del Sevilla FC y otras 17 personas, entre las que están el ex alcalde Julián Muñoz y el considerado como el cerebro de la operación Malaya, Juan Antonio Roca. La Audiencia Provincial debe ahora decidir qué sala enjuiciará el caso y poner fecha a la vista oral.

Los presuntos pagos irregulares fueron detectados por el Tribunal de Cuentas en su estudio sobre las facturas del Ayuntamiento de Marbella de los años 1999 y 2000. El informe establecía que Del Nido había facturado al ayuntamiento y sus empresas 3,1 millones. La Fiscalía eleva a 6,7 millones la facturación global entre 1999 y 2003 y considera que los trabajos cobrados al consistorio suponían el 70% de la facturación del despacho del abogado sevillano durante esa etapa. Del Nido defendió en su momento que las minutas no eran exageradas y que se ajustaban "al céntimo" a lo establecido por el colegio de abogados de Málaga, informa Europa Press.

Al servicio de Jesús Gil

La Fiscalía detalla en su escrito de calificaciones, hecho público en julio pasado, que Jesús Gil y Gil, entonces alcalde, nombró verbalmente a Del Nido (sin pasar por el Pleno) asesor jurídico para que pasaran desapercibidas a los ojos de los inspectores "las numerosas irregularidades contables y detracciones de fondos". Era el tiempo en que la justicia se interesaba por las andanzas del inefable presidente del Atlético de Madrid y este, inquieto, necesitaba otro consejero legal tras haberse enemistado con su letrado José Luis Sierra.

La Fiscalía considera que Del Nido aceptó el encargo de Gil a sabiendas de que las detracciones de fondos tenían un "destino bien diferente a los fines de utilidad pública y social que le eran propios" y, con ello, "servir al fallecidoGil y Gil por encima de los intereses municipales".

Del Nido defendió en su momento que las minutas no eran exageradas

El fiscal concluye que Del Nido, a instancias de Gil y Gil y con la inestimable ayuda de Julián Muñoz, renovó una estructura "paralela y ajena al organigrama municipal" dedicada a desarrollar una maquinaria "defraudatoria estable y progresiva (al menos desde el año 1999) con absoluto desprecio a los intereses públicos y en grave perjuicio de las arcas municipales".

"En este comportamiento despatrimonializador -remacha la Fiscalía- se concertaron bajo el mando y control de Gil y Gil, en un primer nivel dirigente, los acusados Julián Muñoz y Del Nido". Julián Muñoz también se prestó "a sabiendas" desde la presidencia de las sociedades municipales "a facilitar la autorización del abono de minutas, así como la firma de suculentos e injustificados contratos".

La mayoría de las minutas tienen que ver con recursos, alegaciones y recusaciones de los inspectores del Tribunal de Cuentas, quienes no consideraban a Del Nido un interlocutor válido. Este diario intentó hablar con Del Nido, sin éxito.