Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Los partidos británicos lanzan su campaña electoral

Reuters ·04/01/2010 - 21:49h

Los partidos políticos británicos lanzaron el lunes la que podría ser una larga y amarga campaña electoral, prometiendo a los votantes años de ahorro en lugar de los habituales caramelos electorales.

La oposición conservadora liderada por David Cameron, un ex directivo de relaciones públicas de 43 años, es la favorita para acabar con 13 años de gobierno del Partido Laborista, encabezado por el primer ministro, Gordon Brown, un austero escocés de 58 años.

Una profunda recesión, una guerra en Afganistán cada vez más impopular y un escándalo sobre los gastos de los políticos han socavado la popularidad de los laboristas.

Sin embargo, los analistas señalan que los conservadores de centro derecha no han logrado ganar ventaja suficiente en las encuestas como para asegurar que obtengan una mayoría parlamentaria en los comicios, que se espera se celebren en mayo.

Así, un "Parlamento colgado", en el que ninguno de los partidos logra una mayoría definitiva, es una posibilidad real.

Esa perspectiva asusta a los mercados financieros porque temen que un gobierno en minoría o de coalición sea demasiado débil para tomar medidas decisivas que pongan límite al disparado déficit presupuestario británico.

Se espera que la deuda pública alcance este año los 178.000 millones de libras (unos 200.000 millones de euros), mientras Brown gasta con generosidad para suavizar una recesión que ha reducido la producción del país en un 6 por ciento.

"Creo que las posibilidades de un 'Parlamento colgado' deben estar creciendo ahora, a menos que los conservadores puedan impulsar (su) porcentaje de votos por encima del 40 por ciento", comentó a Reuters Simon lee, profesor de políticas en la Universidad Hull.

Sin embargo, Lee señaló que aún cree que una pequeña mayoría conservadora es el resultado más probable.

ESTRATEGIA BÉLICA

Brown, hijo de un pastor de la Iglesia de Escocia, ha sido acusado de planear una estrategia electoral "bélica" después de que el mes pasado acusara a los conservadores de imaginarse su política fiscal "en las canchas de Eton".

Cameron se educó en Eton -uno de los colegios privados más exclusivos de Reino Unido- y la Universidad de Oxford, y varios de los máximos dirigentes conservadores comparten esa juventud privilegiada.

Por el contrario, Brown, que perdió la vista en un ojo en un accidente de rugby en el colegio, dijo el domingo que ha tenido que luchar por todo lo que ha logrado en la vida.

Ambos partidos han iniciado la carrera electoral apenas pasadas las celebraciones de año nuevo.

Los líderes de los principales partidos han acordado enfrentarse en debates retransmitidos en directo por televisión antes de las elecciones, algo que nunca se había producido en Reino Unido.

Las encuestas muestran una ventaja conservadora de entre 9 y 10 puntos porcentuales sobre los laboristas, pero ésa es la ventaja mínima que necesitan para asegurar una mayoría parlamentaria, según las reglas del sistema electoral británico.

Eso explica porque en los últimos días, tanto Cameron como Brown han sido especialmente amables con el pequeño Partido Democrático Liberal, ya que saben que la pequeña formación opositora podrá ser quien decida en una coalición si los grandes no logran una mayoría clara.