Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Mohamed VI nombra un nuevo ministro de Interior

Reuters ·04/01/2010 - 21:06h

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha nombrado a un jurista para dirigir el poderoso Ministerio del interior, en una remodelación del gabinete que coincide con los planes de cambio de competencias en algunas regiones del país.

Taib Cherkaui, que ha sido presidente del Tribunal Supremo marroquí, sucede al tecnócrata Chakib Benmussa en un cargo que supervisa las elecciones, las políticas anti terrorista y del Sáhara occidental y además ostenta una gran influencia sobre los asuntos locales y regionales.

Mohamed II ha pedido que se transfieran más competencias a las regiones, incluyendo el disputado Sáhara Occidental, donde Rabat propone una autonomía limitada bajo soberanía marroquí.

El Frente Polisario, que reclama la independencia de la zona, quiere un referéndum de autodeterminación en el que la independencia total de Marruecos sea una de las opciones.

El monarca de 46 años, que ostenta el poder supremo como jefe de Estado y de las Fuerzas Armadas, así como líder religioso, anunció el domingo la formación de un nuevo órgano de consultas para estudiar un cambio hacia gobiernos más regionales y para ayudar a modernizar las instituciones del Estado.

"La política de regionalización podría aplicarse pronto y podría aprobarse con más suavidad con un ministro del Interior que sea competente en asuntos judiciales y el gobierno de la Ley", comentó el analista político marroquí Mohamed Darif. "No es una crítica a Benmussa, que ha cumplido su misión".

El ministro saliente, experto en seguridad, supervisó un cambio que dejó atrás los arrestos masivos de sospechosos de milicianos islámicos tras los atentados suicidas de 2003, y hacia una política de estrecha vigilancia de las células radicales sospechosas.

Cherkaui, nacido en 1949, fue fiscal del estado antes de asumir la presidencia del máximo tribunal del país.

Ahora ha recibido el nuevo cargo dentro de un amplio cambio de gabinete que también ha reemplazado al político de izquierdas Abdelwahed Radi como ministro de Justicia.

Radi ha intentado reformar el avejentado sistema judicial marroquí, pero se enfrentó a una fuerte oposición interna y a las críticas por su enfoque discontinuo en las reformas.

Le sucede en el puesto Mohamed Naciri un ex abogado considerado cercano a Palacio. Además, Yassir Znagui se convierte en ministro de Turismo, sustituyendo a Mohamed Busaid.