Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

La UE tendrá una reunión sobre economía el 11 de febrero

Reuters ·04/01/2010 - 20:14h

Los líderes de la Unión Europea celebrarán una reunión especial el 11 de febrero para discutir sobre el estado de la economía del grupo, confirmó el lunes el presidente de la UE, el belga Herman Van Rompuy.

La reunión pondrá a la economía en el centro de la atención en momentos en que algunos países miembros como Grecia, España e Irlanda, se enfrentan crecientes problemas con su deuda y déficits presupuestarios cercanos al 10 por ciento del PIB.

"Estoy preparando el próximo Consejo Europeo para el 11 de febrero. Yo tomé la iniciativa de llamar a esta reunión", dijo Van Rompuy en un comunicado en su primer día de trabajo, confirmando una propuesta hecha el año pasado.

"Necesitamos más crecimiento económico para financiar, con una base sólida, nuestro modelo social", afirmó.

Generalmente, la UE sostiene cuatro reuniones al año en las que se reúnen en Bruselas los 27 jefes de Estado del bloque. La primera reunión, prevista para marzo, normalmente se enfoca en asuntos económicos.

Pero el presidente del Consejo de la UE, un cargo creado por el Tratado de Lisboa que está diseñado para hacer más fácil la toma de decisiones en la UE, puede definir reuniones especiales en cualquier momento si existen asuntos que requieren con urgencia la discusión de los líderes.

Van Rompuy, antiguo primer ministro de Bélgica, fue elegido por los líderes de la UE para ser el primer presidente del Consejo a largo plazo durante una reunión en noviembre.

España, que trabajará con Van Rompuy a nivel organizativo como el país que ostenta la presidencia de la UE durante la primera mitad del 2010, ha puesto a la economía -y especialmente a los esfuerzos para ayudar a sacar a los miembros del bloque de la crisis- en el primer puesto de su agenda.

Además de sus crecientes niveles de endeudamiento, Grecia y España han asistido a una reducción en los panoramas de su calificación crediticia y temen que el ya elevado nivel de desempleo pueda empeorar.

Reino Unido, Francia e Italia, entre otros, están luchando para controlar sus déficits presupuestarios, que treparon debido al incremento en sus gastos y a la caída en sus ingresos fiscales como consecuencia de la crisis financiera.