Archivo de Público
Martes, 5 de Enero de 2010

"Los propios daneses se asombran de la situación"

La responsable de la campaña de Costas de Greenpeace ha sido la española que más cerca ha estado de López de Uralde

AINHOA IRIBERRI ·05/01/2010 - 00:35h

La responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, ayer en Madrid. - MÓNICA PATXOT

La responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos, ha sido la española que más cerca ha estado de Juan López de Uralde desde que el director de la organización en España entrara en la prisión danesa de Vestre Faengsel, en Copenhague. Marcos se desplazó a esta ciudad para mostrar su apoyo a los cuatro activistas detenidos y lo hizo desde el buque insignia de la organización, el Rainbow Warrior que, en contra de lo previsto, permanece en el puerto danés hasta que los detenidos salgan en libertad.

"Estábamos seguros de que el día 23 de diciembre iban a ser liberados, por lo que la decisión de la justicia danesa fue como un jarro de agua fría", señala Marcos, que regresó a Madrid el pasado día 30 sin haber conseguido hablar con López de Uralde.

El Rainbow Warrior estará en Copenhague hasta su liberación

Una vez en el Rainbow Warrior, a Marcos le llamó la atención que el alargamiento de la prisión preventiva "pillara por sorpresa" a los miembros de todas las nacionalidades de la ONG. "La sorpresa había sido mayúscula y unánime entre todos nosotros", recuerda la activista.

Marcos comenta que en el exterior del buque hay cuatro grandes fotografías de los detenidos y cuatro velas permanentemente encendidas, y que los propios daneses que se acercan pidiendo información se muestran sorprendidos de la actuación de la policía de su país.

Las cartas que llegan a López de Uralde se revisan una a una

Como al resto de miembros de la organización, una de las cosas que más han sorprendido a Marcos son las rígidas condiciones en las que se encuentra López de Uralde. "No sólo es el aislamiento, las cartas las revisan una por una y deben estar escritas, o traducidas, en inglés o danés". Y señala que el propio director de Greenpeace "está alucinando, según nos contó el cónsul de España en Copenhague, que lo visitó el pasado día 31 de diciembre". En todo caso, hay ciudadanos daneses, reconoce Marcos, que creen que los activistas han cometido una ilegalidad "y que, por lo tanto, había que castigarles. Pero yo les digo que lo ilegal es lo que han hecho ellos durante la cumbre del clima", añade.

Hermetismo total

También el hermetismo de las autoridades danesas llama mucho la atención de esta activista. "Ni siquiera sabemos aún si la vista del día 7 será pública o no, ni el horario en el que se va a celebrar", explica, tras resaltar lo "mucho que ha costado, aún con la ley en la mano" que Juan López de Uralde pueda ver hoy a sus familiares más directos. Si todo sale bien, en representación de Greenpeace España estará la coordinadora de campañas, María José Caballero. "Lo que esperamos es que salga de la cárcel sin cargos", insiste Pilar Marcos.

Hasta que llegue esa fecha, Marcos no piensa, como la gran mayoría de los miembros de Greenpeace, descansar en sus acciones reivindicativas. Entre ellas, los Reyes Magos entregarán hoy carbón a la embajada danesa en Madrid. "No sólo es un símbolo de que no han sido buenos; es el mineral que representa el cambio climático".