Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

¿Las bebidas dulces realmente potencian el aumento de peso?

Reuters ·04/01/2010 - 18:04h

Por Joene Hendry

Los estudios sobre la relación entre las bebidas dulces y el aumento de peso concentran mucha atención, pero sus resultados son contradictorios.

"La supuesta relación entre las gaseosas y otras bebidas con el riesgo de obesidad no es clara y es complicada, en especial en los jóvenes", dijo a Reuters Health el doctor Mark A. Pereira, de la University of Minnesota, en Minneapolis.

El equipo de Pereira no halló una relación entre el aumento de peso en cinco años y el consumo adolescente de bebidas azucaradas.

Según publica American Journal of Clinical Nutrition, el equipo evaluó la dieta, el estilo de vida y el peso de 2.294 varones y mujeres de distintas etnias que formaban parte del sistema escolar en Minneapolis/St. Paul.

Cuando los adolescentes tenían 15 años, 1.289 dijeron que bebían siete o más porciones de leche por semana; 1.456, que ingerían jugos de fruta azucarados y 1.325, gaseosas hasta seis veces por semana. Unos 1.300 dijeron que consumían hasta seis porciones de jugo de manzana o naranja por semana.

El equipo no registró una relación general entre el consumo de bebidas dulces y el aumento de peso en los adolescentes en cinco años tras considerar otras conductas asociadas con el consumo de bebidas y el peso.

Pero el equipo halló que beber poco o nada de leche pura estaba asociado con un mayor aumento del índice de masa corporal (IMC), mientras que hacerlo casi todos los días o con frecuencia estaba asociado con un menor aumento del IMC, que es una medida estandarizada de obesidad o delgadez.

Los resultados revelaron también una relación entre el consumo de gaseosas dietéticas y un mayor aumento de peso, aunque esto "se explicaría por los hábitos alimentarios en general", aclaró Pereira.

La relación entre el consumo de bebidas dulces y el riesgo de obesidad en los jóvenes sería "más débil de lo pensado a partir de estudios individuales de alto perfil", dijo. El equipo sugiere realizar investigaciones a gran escala para poder aclarar todas estas dudas.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, diciembre del 2009