Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Crece la diabetes entre los inmigrantes mexicanos en EEUU

Reuters ·04/01/2010 - 16:36h

En Estados Unidos, el porcentaje de inmigrantes mexicanos con diabetes tipo 2, que está asociado con la obesidad, se duplicó desde 1993.

Pero mientras que en la población general disminuyeron las complicaciones diabéticas, no ocurrió lo mismo entre los estadounidenses de origen mexicano mayores de 75 años, reveló el estudio del equipo de la doctora Holly A. Beard, de la University of Texas, en Galveston.

"Dada la alta prevalencia de diabetes en ese grupo, la falta de avances en la prevención de complicaciones acelera la urgencia de intervenciones de salud pública", escribieron los autores en la revista Diabetes Care.

El equipo explicó que los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos corren más riesgo de desarrollar diabetes y sus complicaciones que los blancos no hispanos, pero agregó que hasta ahora no existían estudios sobre esas tendencias en los adultos mayores.

Para investigarlas, el equipo analizó datos de un estudio comunitario sobre estadounidenses mexicanos de 75 años o más, que vivían en el sudoeste de Estados Unidos. La cohorte incluyó a 1.132 hombres y mujeres entrevistadas en 1993 y 1994, y otros 902 entrevistados en el 2004 y el 2005.

Mientras que en la primera entrevista el 20 por ciento era obeso y el 37 por ciento tenía presión alta, en la segunda entrevista esos porcentajes subieron al 29 y al 57 por ciento, respectivamente.

Y mientras que el 20 por ciento del primer grupo era diabético, esa cantidad ascendió al 37 por ciento en el segundo grupo. Ese aumento se observó a toda edad, tanto en hombres como en mujeres, y en todas las categorías demográficas.

En ambas entrevistas, la tasa de complicaciones diabéticas (enfermedad renal y problemas visuales) fue la misma, aunque las personas diabéticas del segundo grupo tenían más riesgo de discapacidad.

Los criterios para diagnosticar la diabetes cambiaron entre 1993-1994 y 2004-2005, lo que explicaría en parte el aumento de la prevalencia registrada en ambas entrevistas; el aumento de la obesidad en los estadounidenses mexicanos mayores también habría influido.

FUENTE: Diabetes Care, diciembre del 2009