Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

Efectos de la dieta en riesgo de diabetes varían según la etnia

Reuters ·04/01/2010 - 16:06h

Por Amy Norton

Las dietas ricas en carne y grasa elevan el riesgo de desarrollar diabetes, aunque los efectos de los patrones alimentarios variarían según la etnia.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Diabetes Care, se concentró en estadounidenses blancos, con ascendencia japonesa y hawaianos nativos, que son dos grupos con alto riesgo de desarrollar diabetes.

Los hawaianos nativos son propensos a la obesidad, que está asociada con la diabetes tipo 2, pero estudios previos habían demostrado que adelgazar no suprime por completo ese mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

En tanto, los estadounidenses japoneses tienen tasas más altas de diabetes tipo 2 que los blancos, aunque pesan menos.

Una causa de esas diferencias étnicas podrían ser los efectos de la dieta en el riesgo de diabetes, independientemente del peso corporal.

En el nuevo estudio, los autores hallaron entre unos 8.600 residentes en Hawái que aquellos con una dieta muy rica en "grasas y carnes" tenían más riesgo de desarrollar diabetes en 14 años.

En los hombres, la quinta parte que más carnes, huevos, granos refinados y lácteos ingería era un 40 por ciento más propenso a desarrollar diabetes que la quinta parte que menos cantidad consumían de esos alimentos, aún tras considerar la edad, el peso y la actividad física.

Ese patrón alimentario estuvo asociado con un 22 por ciento más riesgo de diabetes en las mujeres.

El equipo halló también que el efecto de la dieta rica en grasa y carne estaba aún más relacionado con la aparición de la enfermedad en los hombres con sobrepeso y en las mujeres con ascendencia japonesa y sobrepeso. La relación no existió en las mujeres hawaianas nativas.

Otros patrones alimentarios también mostraron efectos diversos según la etnia y el sexo, resumió el equipo de la doctora Gertraud Maskarinec, de la Universidad de Hawái, en Honolulu.

Las dietas ricas en verduras, por ejemplo, resultaron protectoras en los hombres japoneses y blancos, pero no en los hawaianos nativos o en todas las mujeres. La dieta rica en frutas, leche y yogur benefició más a las mujeres que a los varones.

A pesar de la variación de los efectos, Maskarinec opinó que los resultados aportan información sobre los hábitos dietarios que elevarían o reducirían el riesgo de diabetes en los descendientes japoneses y los hawaianos nativos.

En especial, Maskarinec dijo a Reuters Health que los resultados "señalan los efectos negativos del alto consumo de carne, alimentos ricos en grasa y harina blanca".

Agregó que ambos grupos tendían a consumir gran cantidad de carnes rojas y procesadas, por lo que sería muy importante reducirla.

Y aunque los resultados indicaron que las frutas y las verduras no beneficiaron a todos los grupos por igual, Maskarinec recomendó que todos traten de consumir más cantidad para bien de la salud.

"Los resultados son mucho más claros para los patrones de grasa y carnes que para los otros dos patrones alimentarios", dijo. De modo que algunos de los datos sobre frutas y verduras podrían atribuirse a la casualidad y no a un efecto real o a la ausencia de efectos.

El equipo opina que se necesitan más estudios sobre los efectos de las verduras, las frutas y los lácteos en el riesgo de diabetes. "Comprenderlos mejor en estadounidenses con ascendencia japonesa y en hawaianos nativos ayudará a desarrollar estrategias preventivas en esos grupos de riesgo", añadieron los autores.

FUENTE: Diabetes Care, online 10 de diciembre del 2009