Archivo de Público
Lunes, 4 de Enero de 2010

El colectivo de presos de ETA expulsa a cinco de sus miembros

Reuters ·04/01/2010 - 11:56h

El colectivo de presos de ETA dio a conocer este lunes la expulsión de sus filas de cinco de sus miembros por situarse "fuera de la disciplina" común, según un comunicado enviado al diario Gara.

Se trata de Iñaki Rekarte, Valentín Lasarte, Esteban Murillo, Jorge Uruñuela y Andoni Muñoz. Los presos de ETA anuncian además en el comunicado encierros y huelgas de hambre para denunciar la política penitenciaria y para exigir la liberación de los presos enfermos o que ya han cumplido condena.

En un anexo del comunicado, el colectivo de presos señala que cinco presos "se han situado fuera de la disciplina y el respaldo del colectivo" y por lo tanto a partir de ahora "hablarán y ejercerán a título personal" y no en nombre del colectivo al que han dejado de pertenecer.

Algunos de los expulsados han dejado en algún momento translucir sus opiniones disidentes con la estrategia de ETA o se han situado al margen de las consignas de los presos.

Es el caso de Valentín Lasarte y de Iñaki Rekarte, ambos presos en Villabona, y de quienes se sabe que en los últimos tiempos trabajan en el economato de la prisión lo que supone romper la disciplina interna del colectivo que prohíbe participar de estas actividades.

Aunque sus disidencias no han sido públicas, Valentín Lasarte, condenado en otros crímenes por el asesinato de Gregorio Ordóñez, fue crítico con la acción de ETA en la que fue asesinado el empresario Ignacio Uria, según diversos medios.

Por su parte, Iñaki Rekarte, condenado a más de 200 años por asesinar a tres personas en un atentado con coche bomba en Santander en 1992, no ha participado en otras acciones organizadas por el colectivo de presos de ETA para denunciar la situación de las cárceles.

Esteban Murillo fue detenido en 2008 acusado de participar en actos de kale borroka. Anteriormente había sido acusado de pertenecer al "comando Nafarroa" y puesto en libertad en 2002 tras ser absuelto de un delito de colaboración en el asesinato de un policía.

Andoni Muñoz está condenado a más de 60 años de cárcel por pertenencia al "comando Lanbroa" de ETA y colocación de explosivos y Jorge Uruñuela, preso en Dueñas, Palencia, cumple una condena de 16 años por acciones de kale borroka.

Otros expulsados por el denominado Colectivo de presos de ETA, integrado por unos 700 reclusos encarcelados en España y Francia, han sido los históricos de la organización armada como José Luis Álvarez Santacristina (Txelis), Kepa Pikabea, Carmen Gisasola y José Luis Urrusolo Sistiaga, aunque en estos casos y previamente había sido la propia ETA la que había decidido su expulsión, siendo posterior la decisión del colectivo de presos.

Además, todos ellos se habían significado públicamente en contra de la estrategia armada de ETA.

Precisamente, Urrosolo y Gisasola hicieron llegar a varios medios de comunicación el pasado 26 de noviembre una carta que no fue publicada por Gara en la que abogaban por el fin de la lucha armada y aseguraban que "en las cárceles son muchos los presos que piensan como nosotros".

Ambos, hacían un llamamiento a "todos los que permanecen callados" para que expongan sus opiniones y "para que no terminemos dejando a unos pocos que sigan pidiendo más madera y calcinando el propio tren".